31 octubre 2005

This is Halloween, this is Halloween

 
Se siente algo especial en el ambiente, no sé, algo que nos hace recordar que esta madrugada se abrieron las fronteras entre el mundo de los vivos y el de los difuntos. Yo estoy lejos de mi antiguo hogar, pero no por ello olvido mis costumbres. Me resultó imposible montar un Altar de Muertos como se hace en México (prometo en mi próximo viaje traer papel picado y flores de cempasúchitl de papel o de tela, al menos) pero hemos recordado a mi madre y a mi suegro con dos velas gordas, dos vasos con agua y un plato con sal, ah, y mi marido ha añadido a esta mini-ofrenda, jejeje, una botella de Jack Daniels "para recibirlos con un chupito". En México se tiene la creencia de que las almas recorren un gran camino desde el Más Allá, así que llegan cansadas y sedientas. Por eso se entiende la inclusión del agua y la sal es para que tengan sabor en sus bocas, para que puedan "alimentarse" con todos los platillos que se ponen a propósito, dependiendo del gusto que en vida haya tenido el difunto. Pero de eso ya hablaré.

Actualmente, el significado de Halloween va unido con una fiesta gringa, con algo que no tiene nada qué ver con la cultura latina o en este caso, ya que vivo aquí, con la española, que a decir verdad, tampoco se distingue mucho en este Día de Todos los Santos. Por supuesto, nada qué ver con los cientos de personas en México que acuden a los cementerios, familias completas que hasta llevan músicos para tocar al pie de la tumba, las canciones que más les gustaban a los "muertitos". Aquí, noto todo un poco desangelado, por así decirlo. Sí, es día de asueto, muchos hicieron puente escolar y laboral, pero no hay muestras de ninguna tradición como la que tenemos en México con respecto a los difuntos. Y como ya lo dije en un comentario, en cierta medida, ven con cierto repelús "eso" del Halloween, las calabazas, los niños disfrazados y toda la parafernalia. Vamos, tampoco es que huyan despavoridos, pero no hay "feeling", jejejeje (hablo, claro, de la gente común y corriente y no del ambiente gótico, donde ya están un poco más habiuados, por así decirlo). Los niños aquí sólo se disfrazan en Carnavales y apenas van habituándose ya sea por las series americanas que se emiten por tele, por ciertas películas y poco más. Por cierto, hasta me sorprendió que uno de los sobrinos de mi marido, un chico de 14 años, me haya dicho que le encanta Halloween O_O Yo quiero imaginar que será porque también es fan de Tim Burton y por supuesto de Pesadilla antes de Navidad, jejeje.

El origen de todo (aunque sea largo y complicado de explicar de un tirón, a aquellos que preguntan por qué festejamos o nos gusta tanto una fiesta totalmente gringa ¿?) surge con los Celtas. La palabra Samhain significa "el fin del verano". La víspera del 1 de noviembre, los druidas (sacerdotes celtas) sacrificaban un caballo en agradecimiento por la cosecha a los dioses y a los muertos, ya que se entendía que la abundancia provenía del mundo inferior donde los difuntos se ocupaban de producir lo que sus parientes vivos comerían y beberían y había que agradecerles su preocupación a la vez de ofrendarles las primicias de la cosecha. A media noche, los celtas prendían las hogueras rituales y se encendían las linternas que semejaban extraños rostros, pues se labraban en las cáscaras de grandes calabazas y se colocaban en las ventanas para espantar a los malos espíritus. Se creía que al abrirse las puertas del Más Allá, no sólo aparecerían las almas de los difuntos que sólo por una ocasión al año, visitaban a sus parientes, sino también espíritus malvados. 

Mircea Eliade, el famoso historiador de religiones, en alguno de sus libros dijo: "Semejantes a los granos enterrados en la matriz telúrica, los muertos esperan su regreso a la vida bajo una nueva forma. Por eso se acercan a los vivos, sobre todo en los momentos en que la tensión vital de las actividades está en su máximo, es decir, en las fiestas llamadas de la Fertilidad; cuando las fuerzas genésicas de la nauraleza y del grupo humano son evocadas, desencadenadas, exarcerbadas por ritos, por la opulencia y por la orgía. Las almas de los muertos están sedientas de todo rebozamiento biológico; de todo exceso orgánico porque este desbordamiento vital, compensa la pobreza de su sustancia y los proyecta en una corriente impetuosa de virtualidades y de gérmenes.

El festín colectivo representa precisamente esta concretización de energía vital; un festín con todo los excesos que implica, es pues indispensable tanto para las fiestas agrícolas como para la conmemoración de los muertos. Anaño, los banquetes tenían lugar juntos a las mismas tumbas, para que el difunto pudiese agasajarse con el exceso vital desencadenado junto a él.

Los muertos regresan en estos días para tomar parte de los ritos de fertilidad de los vivos. Si los muertos buscan las modalidades espermáticas germinativas, no es menos cierto que los vivos necesitan también de ellos para defender sus simientes y proteger las cosechas. Mientras los granos permanezcan sepultados, se encuentran también bajo la jurisdicción de los muertos. La "tierra matriz" o la Gran Diosa de la fertilidad controla del mismo modo el destino de las semillas y el de los muertos. Pero estos últimos están a veces más cerca del hombre y el labrador se dirige a ellos para que bendigan y sostengan su trabajo".

Estas ideas se mantuvieron en la mentalidad europea hasa el año 610, cuando el papa en turno, Bonifacio IV, ordenó que el día de muertos pagano debía cristianizarse bajo el aspecto de una fecha destinada a todos los mártires, surgiendo así el día de Todos los Santos. Sin embargo, la fecha que el papa determinó no fue al principio la que hoy se acostumbra celebrar, sino el 13 de mayo. Fue Gregorio III quien en el año 834 la cambió al 1 de noviembre que iba más de acuerdo con la tradición pagana. En Inglaterra se llamó a esa fecha "All Hallows" o "Haligan" y de ahí nació la palabra "Hallowe'en" o sea "Eve of All Hallows", víspera de Todos los Santos. Por fin, en el 993 se le agregó a la fiesta de los Santos Mayores que se ahora se celebra el 2 de noviembre en tanto que el culto ígneo al sol, simbolizado por las fogatas, se transfirió por analogía a las llamas del purgatorio de las cuales se libraban las almas por unas horas para visitar esa noche a sus parientes vivos.

A pesar de que en el medio rural se continúo festejando a los muertos y celebrando el Samhain durante la noche del 31 de octubre, Odilón, abad de Clunny, en 998, instituyó como fechas conmemorativas oficiales los días 1 y 2 de noviembre.

Hay montones de sitios en internet que tratan el tema del origen de Halloween. La mayoría concretizan, las menos tocan puntos un tanto fanáticos de los que ahora se alimenta esa nueva versión que corre sobre la Brujería (así, como tal, sin adjetivos) o mejor conocida como Wicca. Es una lástima que este tipo de tradiciones como honrar a los muertos, se vean mezcladas con ideologías dizque satánicas, contrarias a todo orden y hasta analfabetas hablando históricamente. En fin, en otro post hablaré sobre Brujería (pues es un tema que me apasiona, sin caer en las tonterías de los "coven", los hechizos de libro de bolsillo, las películas y todo eso) porque sin lugar a dudas, Halloween va íntimamente ligado con el mundo de las brujas, pero las reales, no las de nariz ganchuda, verrugas, sombrero de pico y escoba ;-)

Que la Pelona, la Calaca tilica y flaca, la Catrina nos pele los dientes y baile un sabroso cha cha chá a nuestra salud.


¡Feliz Samhain, Halloween y Día de Muertos!






***

10 comentarios:

Ana de Lorien dijo...

Feliz para ti tambien! ^_^
Si, es cierto, jejejeje, en mi casa, a mi madre y a mi nos fascina ver como celebran esta fiesta en méjico, y es que en este país, en esta cultura, la muerte, los muertos, y todo lo relacionado con el tránsito de esta vida está bajo el yugo del tabú religioso. El cristianismo ha tenido la fantástica idea de hacer,de algo natural, algo que temer, quizá para así ganar adeptos, no se...por eso esta fecha no me gusta celebrarla tradicionalmete, ir al cementerio, poner flores mientras los mayores lloran desconsolados a golpe de rosario y avemaría...prefiero recordar a los míos como protectores, como guías, y con una sonrisa.
Es necesario ver la muerte como algo más en este ciclo de vida en el que estamos inmersos,y en mi opinión esa actitud en las celebraciones que tiene tu país hace que todo quede rodeado de cercanía y naturalidad y con unos homenajes a los antepasados como se merecen :)

Lety dijo...

Perdón, pero así se vive esta fiesta. Los altares que se ponen, no son para llorar, es para mostrarnos que están vivos, por eso se les pone todo lo que a ellos les gustaba, su mezcal, sus cigarros, su mole, refrescos y demás. Es la fiesta del regreso, no de la partida. Al menos ese día ellos vuelven de donde están para gozar con nosotros.
Un abrazo par las dos

Ana de Lorien dijo...

Si, Lety, lo se, a eso me refiero (quizá no me haya expresado bien), que en vuestro pais este día es, como tu dices, una fiesta, en el mío, una celebraión trágico-religiosa, de lloros, rezos y pesares, y no es así como me gusta recordar a los mios ;)

Lety dijo...

Hola Ana, gracias por no disgustarte, este medio es difícil, porque la sonrisa matiza lo que se dice y se entiende como dicho sin ánimo de ofender, pero aquí las palabras a veces suenan rudas. Me agrada conocerte y saludarte.
Un beso a MacVamp y a ti.

MacVamp dijo...

Jejejeje, menos mal que la sangre no llegó el río ;-)

Cierto es Lety, a veces este medio causa confusiones pero también, la mayoría de las veces que eso puede ocurrir, es culpa de nosotros que no nos expresamos bien.

Me alegra que se hayan entendido mi querida Ana de Lorien y tú.

Un abrazo para las dos.

Korkuss dijo...

"Estaba la Parca en afanosa
buscando a la Macarena
porque estaba muy celosa
de la vampira de piel morena

Falló la huesuda en intentos
y se rompió su telaraña
porque la flor de los muertos
aún no existe en España"

Felicidades amiga!

Ariel dijo...

Ohh toda la fiesta del dia de muertos es genial, lamento que estes lejos para vivir la tradicion, sin embargo me da gusto que la continues estes donde estes.
Finalmente llevamos lo que somos por dentro y a donde vayamos.

Saludos y feliz dia de muertos

MacVamp dijo...

Ainsss, muchas, muchísimas gracias por esa "calavera" mi querido Korkuss. Mil besotes para ti :)

Ariel: Procuro conservar las tradiciones, más aún la de Día de Muertos, porque desde siempre ha sido una de mis favoritas. Te envío un fuerte abrazo.

Korkuss dijo...

Fue todo un placer :)

Lety dijo...

Besos a las dos.