14 octubre 2005

Cosas varias, varias cosas



. Me gusta la lluvia. Siento una especial atracción, me encanta sentirla en mi rostro, me encanta empaparme, me gusta cómo logra que la tierra despida ese aroma tan característico. La madrugada de ayer cayó una tímida lluvia, pero todo el día estuvo despejado gracias al fuerte viento que hubo. Hoy, hace apenas un rato, parecía que iba a llover todo el día, hasta algunos truenos se dejaron escuchar, pero, nada. Sólo fue una breve manifestación. Nada qué ver con los litros y litros que han caído estos últimos días en Cataluña, principalmente. Y ahora recuerdo las inundaciones que provocó el huracán Stan en mi tierra y en Guatemala. Valgamito, estremece y acojona comprobar el poder de la Naturaleza. De igual forma, el terremoto de Pakistán me ha hecho recordar que este año se ha cumplido el vigésimo aniversario del que sufrimos en México. Hay sorpresa porque han encontrado sobrevivientes después de cinco o seis días. Yo recuerdo que hubo recién nacidos que quedaron atrapados en los cuneros del Hospital Juárez, por ejemplo, y que sobrevivieron algo más de una semana entre los escombros. Media Ciudad de México quedó destruida, ya no recuerdo las cifras de muertos y desaparecidos, lo cierto es que la gran mayoría logramos salir adelante, más aún los que perdieron todo, los que sólo lograron escapar de sus casas con lo que llevaban puesto, ya que el terremoto fue a las 7:19 de la mañana. Ojalá la esperanza no decaiga en Pakistán.

. El 12 de octubre en España ha ido cambiando de nombre, hace algún tiempo fue llamado como en México: Día de la Raza, pero como llegaron a la conclusión de que no había razas, pues nada, a plumazo limpio le cambiaron el nombre a "Día de la Hispanidad". Pero como siempre ocurre, algunos dijeron que era demasiado pretencioso que tal día remitiera sólo a España. En fin, que ha terminado por llamarse "Día de Fiesta Nacional", así, sin más. Y por supuesto, se une a los festejos de la Virgen del Pilar, patrona de Zaragoza y de la Guardia Civil. Este año tuve la oportunidad de ver (vía tele, claro) el desfile de las Fuerzas Armadas que se lleva a cabo en Madrid. Un gran contigente de 126 representantes militares de Latinoamérica desplegaron sus banderas y aunque suene patriotero, jejeje, me dio gusto y orgullo ver la de mi tierra. A mi marido le gustó ver a la Legión, porque siempre le recuerda que su padre hizo la Mili ahí. Además, según tengo entendido, contaba muchas y muy buenas anécdotas.

Después fuimos a comer a casa de mi suegra, que vive en el Centro. Estábamos un poco más allá de la sobremesa, cuando empezamos a escuchar un altavoz en la calle. Mi marido echó un vistazo y vio que se trataba de los imbéciles de "España 2000", que no sé si son grupo, comuna, partido político o qué carajos, pero son de ultra-derecha y ultra-nacionalistas. Convocaban a la marcha que saldría a las seis de la tarde de la Plaza España (enfrente de donde vive mi suegra) me imagino rumbo al Ayuntamiento. Ay, ay, ay, qué cosa más ridícula. Poco a poco se fueron congregando los "seguidores", y por supuesto, no podían faltar varios remedos de skinheads, vestidos de negro, rapados, con botas militares, alguno con bomber incluída y porra (macana) extensible en mano o lo que parecía un palo negro desde la altura de siete pisos (donde estábamos nosotros). Alrededor de 200 personas, niños y abuelos incluidos O_O, partieron a los seis de la tarde, desplegando una bandera enorme de España, vociferando desde: "Una a una, puta Batasuna", "España aguanta, el pueblo se levanta" hasta canturreando "Que viva España". Al frente iba algo así como una banda de guerra, con los tamborileros vestidos como militares con uniforme negro o azul marino y la cosa más ridícula que he visto: una tía montada en un caballo blanco, que antes de empezar la manifestación, por poco y termina en el suelo debido a las "monerías" que le estaba haciendo el jamelgo. Ah, y por supuesto, todo el leit motiv de tal "show" fue mostrar su repudio hacia los inmigrantes y todos los derechos sociales de los que gozan sin aportar ni un céntimo a la Seguridad Social, por ejemplo. Tengo que decir que en el fondo, sentí una patada en el hígado. No es que me sienta solidaria o que deba serlo con otros latinoamericanos, por ejemplo, pero mucho me temo que la mayoría de la gente que puede comulgar con estas ideas extremas, generalizan y mucho. También hay que reconocer, que por desgracia, la mayoría de los inmigrantes que llegan a España, no son lo mejor de cada casa. Pero por las tropelías que hagan un puñado de rumanos, ecuatorianos y musulmanes, por ejemplo, pagan el pato todos los demás. Y la gente que está relacionada o que trabaja en los centros de salud dependientes de la Seguridad Social, habla pestes y están que trinan contra los inmigrantes que reciben atención y medicamentos. ¿Sus motivos?, bueno, se limitan a decir que sus impuestos no deben pagar la atención médica de aquellos que ni trabajan y que sólo viven a expensas de las ayudas del Gobierno. En fin, es un tema muy vasto del que hablaré en otra ocasión.

. La Editorial Taurus ha lanzado el mes pasado una nueva biografía de Leonardo Da Vinci. Naturalmente, están aprovechando el boom de la novela "El Código Da Vinci", pero me llama la atención, y después de todo, me gustan las biografías noveladas y Leonardo siempre ha sido uno de mis artistas favoritos. Aquí está la ficha: "En esta biografía se traza el retrato más íntimo y convincente del sorprendente individuo que hasta ahora apenas se vislumbraba tras el legendario «genio del Renacimiento» y el «hombre universal». Además de descubrir nuevos aspectos sobre Leonardo y su mundo y explorar las historias que hay detrás de la creación de obras tan famosas como la Mona Lisa y La última cena, Charles Nicholl narra la increíble travesía de este hijo ilegítimo de la Toscana, que será aprendiz en el taller florentino de Verrochio, trabajará para las grandes familias de la Italia del Renacimiento —los Medici, los Sforza y los Borgia—, conocerá a Miguel Ángel y Maquiavelo, y será una de las figuras más célebres de su época. Pero este libro es excepcional sobre todo por su capacidad de adentrarse en la personalidad del artista y comprender el extraordinario «vuelo» de su mente. Por su vívida y minuciosa recreación del olor, los sonidos y los colores de la época, y del detallado día a día de Leonardo da Vinci: lo que comía y la ropa que llevaba, sus chistes y rompecabezas, y su costumbre casi obsesiva de tomar notas de todo, desde la estructura del sistema solar hasta el mecanismo de un estornudo. Por medio del estudio detallado de una cantidad ingente de documentos de la época y de los cuadernos de Leonardo, además de un análisis exhaustivo de las obras que se reproducen a lo largo del texto, Charles Nicholl logra adentrarse en los rincones más desconocidos de la mente de Leonardo para realizar, con gran belleza y habilidad, una obra maestra de la biografía".

. El martes pasado, mi marido y yo alquilamos la película "Danny the Dog" ("Unleashed", para el mercado americano), el trabajo más reciente del actor chino Jet Li quien me simpatiza mucho, además admiro su talento para las artes marciales y tiene un puntito en que me recuerda físicamente a mi primer novio, jejeje. Habíamos visto el trailer por la tele, y definitivamente nos llevamos una gran sorpresa. Para empezar, he de decir que me encantan las películas de acción-artes marciales. Sí, damas y caballeros, disfruto desde Bruce Lee hasta, por supuesto, Chow Yun Fat. Me rio un poco con las simplonadas de Jackie Chan, pero lo justito. Así que, cuando vimos el trailer, que básicamente fue realizado con flashes de las peleas que se dan en "Danny the Dog", mi marido y yo nos entusiasmamos.

La historia va sobre un chico que trabaja para un mafioso de poca monta, vamos, que cuando se trata de hacer el verdadero trabajo sucio para que le paguen aquellos que le deben altas sumas de dinero, Danny (Jet Li) se encarga de ellos como si se tratara de un perro de pelea cuya orden clave es: "Mátalos". Bart, el mafiosillo, (Bob Hoskins) ha "adiestrado" a Danny desde que se hizo cargo de él a los seis años. Lo ha mantenido como un perro, lo ha acostumbrado a guardar sus sentimientos y en muchos casos, verdaderamente a dejar de sentir. Vive en una especie de sótano enrejado, alimentándose con comida para perros, conserva como oro molido un viejo oso de peluche y un libro ilustrado para aprender a leer. Además, lleva un collar también de perro, que cuando se lo quita Bart, es la señal para que Danny pierda cualquier rastro humano y se convierta en una fiera imparable. En una ocasión que van a ajustar cuentas con un anticuario, Danny se queda en la bodega esperando la señal para entrar en acción. En eso se ve sorprendido por el entrañable Sam (Morgan Freeman) que ha ido a afinar algunos pianos. Danny pronto se da cuenta de que Sam es ciego, pero que puede ver más allá de lo evidente y simpatizan casi de inmediato, más aún porque Danny se siente atraído por el piano que Sam intenta enseñarle a tocar.

Lo que viene después es una serie de cosas que logran que Danny pueda huir de Bart y sea acogido por Sam y Victoria, su hijastra. Justo aquí es cuando empiezan las sorpresas porque la historia se vuelve más íntima y por así decirlo, más dulce. Danny encuentra una familia que lo llena de cariño y simpatía y que a través de cada cosa que hacen o dicen, logran que vuelva a sentir y que confíe en ellos. Al principio es como un niño, temeroso, impresionable, pero a quien la música le habla en un lenguaje que él había creído olvidar. Victoria está becada estudiando para concertista de piano y a través de ella y de un genial Morgan Freeman (como siempre, sobra decir), Danny vuelve a ser humano y a valorar los pequeños instantes de felicidad.

El guión y la producción son de Jean Luc Besson y créanme que se nota, por la manera de presentar la historia y de reflejar la esencia humana. Recordarán que Luc Besson ha dirigido y escrito películas como "Azul profundo" (Le Grand Bleu), "Nikita" (la versión original francesa), la estupenda "El Profesional" (Leon), "El Quinto Elemento", "The Transporter", "Los ríos de color púrpura 2", "Kiss of the Dragon" (también con Jet Li) y la reciente versión de "Juana de Arco".

Bien vale la pena ver "Danny the Dog", porque lo repito, entre tanta acción, uno se lleva gratas sorpresas.

Música de fondo: "Baby Boy" - Thea/Massive Attack (tema con el que corren los créditos de "Danny the Dog")


9 comentarios:

Lety dijo...

Pues he llegado hasta el final de tu largo post, vaya que si te pusiste al corriente, leí con atención todo lo referente a la parada militar, al desagradable grupo reaccionario, la descripción de la biografía de Leonardo para llegar al final con la película. Todo interesante, pero si me preguntas mi favorito, Leonardo, un genio de quien quisiera saber todo, así que estaré pendiente de comprar ese libro tan bien documentado. Me voy con ese pendiente, no sin antes dejarte mi abrazo cariñoso. (extrañaré abrir y no ver de inmediato la foto de tu hermoso Happy Demon)

Oprimido PP dijo...

LLevo más de 100 post escribiendo sobre suegra! LAS ODIO!!!

MacVamp dijo...

Jejeje, gracias por tu mensaje Lety, ya lo dije: Leonardo es uno de mis artistas favoritos, ya veremos qué tal está la nueva biografía.

Oprimido: Agradezco tu visita, pero afottunadamente yo no tengo nada en contra de mi suegra, al contrario, la estimo mucho y es una persona muy agradable.

Ariel dijo...

Ahh el terremoto, nada gratos los recuerdos, para Stan como siempre se han juntado todos a mandar lo mas que se puede en ayuda, viveres etc.

Gusto que hayas regresado a ponerte al dia, el tema de los inmigrantes desafortunamente siempre es asi, y se de en todos los paises del mundo (siempre ha y un pais mas pobre que otro que hace frontera) y pues es dificil hablar de ello, siempre habrá dos visiones de la misma cosa.

A

Ariel dijo...

Ohh lo siento cometí un error con el comment

Me encanta leonardo, sus pinturas, su vida y su genialidad, luego nos dices por aqui si vale la pena la biografia :D



Saludos

MacVamp dijo...

Gracias por tu comentario ariel :)

Sip, ya me imagino la ayuda para los damnificados de Stan. A mí me tocó hacer mi parte cuando el huracán Paulina devastó buena parte de poblaciones en Guerrero y Oaxaca, principalmente, allá por 1997. Yo trabajaba en Televisa, y nos unimos para organizar la ayuda que aportaba la gente civil.

Un abrazo y ya contaré, cuando mi Happy Demon me deje un poquito de tiempo libre, jejeje, qué tal está la nueva biografía del gran Leonardo ;-)

Ana de Lorien dijo...

Vaya...si que nos cuentas cosas! ;)
Madre mia...que vergüenza me dan estos de España 2000...aún recuerdo una manifestación que se convocó en el barrio de Ruzafa(para los no residentes comentar que es un barrio donde se ha instalado buena parte de la inmigración de esta ciudad) y los propios vecinos(los españoles)salían a apoyar a todos los inmigrantes, afortunadamente en esta zona hay muy buena convivencia, y da gusto ver que eso es sólo una minoría descerebrada...

MacVamp dijo...

Y ojalá eso siga siendo, querida Ana de Lorien :P una minoría descerebrada, porque si bien es cierto que la inmigración ha aumentado en España, esta también ha favorecido el enriquecimiento del intercambio cultural (aunque mi cuñada reniegue contra el hecho de que los musulmanes insisten en conservar sus costumbres) y algo más importante: ha logrado que países como España misma, crezcan los índices de natalidad que hace años estaban demasiado bajos.

Un abrazo mi niña.

Korkuss dijo...

Con posts tan intimos como este la distancia se siente menos amiga. Gracias por compartir