13 enero 2009

El Joven Lovecraft


Una de las tantas cosas que soy incapaz de soportar o de pasar por alto es la informalidad. Menos aún entre los amigos o entre aquellos que consideramos cercanos a nosotros. Y es que en algunas cuestiones, creo que me tomo demasiado en serio: a mí misma y a lo que hago referente a los medios donde trabajé.

Todo esto viene a cuento porque me encuentro molesta, muy molesta, diría yo. Meses van y meses vienen y no tengo ni la mínima noticia, información, comentario o lo que sea y/o se tercie, sobre una entrevista que le hice al guionista de un cómic. No, nadie me pidió que la realizara, admito que yo la propuse y la gente encargada de dar el visto bueno me dijeron que adelante, que eso no se quedaría en el tintero y bla,bla,bla. Y ahí va la tonta de mí, con toda su buena voluntad y sus ganas de participar en un proyecto que tiene buenas intenciones pero como ya bien se dice: el camino al infierno está llenito de las mismas.

La publicación en cuestión es una revista de México que está a punto de cumplir su segundo aniversario y que si bien la gente que la maneja está llena de entusiasmo y lo dicho, plena de buenas intenciones, me parece que se han visto desbordados y no dan pie con bola, como decimos por aquellas tierras. La dirección es algo errante y la elección de los contenidos, la mayoría de las veces, no es la más adecuada. Con esto no quiero decir que la gente no sepa hacer bien su trabajo, seguro que se dejan los cuernos haciendo la revista que es mensual y respaldada por una reconocida editorial de cómics, pero, pero, lo dicho: están desbordados.

Conozco a su director y a uno de sus brazos derechos desde hace más de diez años, es más, tuve la oportunidad de participar en su primer proyecto llamado Sangre y Cenizas. Mi intención era echarles una mano siempre que pudiera sin pretender recibir ni un centavo a cambio. A fin de cuentas, mi nombre sonaba un poco dentro de la escena gótica de México debido a mis participaciones en un popular programa de radio, a la revista que durante un año publiqué y a los cursos de literatura y conferencias que impartí. Y cuando aquel primigenio proyecto se consolidó como Revista Dark me alegré sinceramente y decidí ofrecer mi ayuda de forma desinteresada aunque me habían asegurado que ahora sí pagaban las colaboraciones.

Entusiasmada, les envíe un pequeño texto que hasta la fecha ha sido lo único que se han dignado a publicar. Posteriormente envíe más colaboraciones tratando de seguir el estilo que persigue la revista, pero nanay. Es imposible comunicarse directamente con el director que según dicen, padece una extraña alergia al correo electrónico y al Messenger (algo absurdo a estas alturas del partido pues muchas veces sólo de esa forma puedes comunicarte con la gente, más aún cuando no viven en el mismo país) y me tengo que conformar con dirigirme a ese brazo derecho más bien errático y desbordado que abusa de aquel estribillo de una canción de mi tierra: me dices que sí pero no me dices cuando.

El "pero" que le puso a la entrevista fue la calidad de las imágenes: que las necesitaba más grandes y con mejor definición y bla, bla, bla. Yo le contesté que no problem, que en cuanto me lo indicase, yo así se las enviaría y... aún lo estoy esperando. La cosa es que a mí se me cae la cara de vergüenza con José Oliver, el guionista de El Joven Lovecraft, pues no sé ni cómo decirle que la gente de mi tierra son unos informales de primera, que no son capaces decirme: anda ya, pesada, que no nos interesa nada y vete mucho a la mierda. Y si no es así, muy mal que lo disimulan.

José Oliver, mejor conocido en la red como Cisne Negro es un encanto y sé que jamás me reclamaría la falta de publicación de la entrevista, pero yo tengo demasiada vergüenza laboral, por así llamarla, y aunque hayamos hecho todo vía internet, el poco o mucho tiempo que se tomó en contestar mis preguntas es lo que más me mortifica. Y que en algún momento piense que le mentí.

Así pues, para tratar de calmar un poco mi conciencia (já, como si yo fuese la informal) echo mano de esta ventana que tengo a la red y publico la entrevista.

El Joven Lovecraft

El sólo hecho de mencionar el nombre de Howard Phillips Lovecraft, el maestro del Horror Cósmico, nos remite a un mundo donde la imaginación desbordada y el misterio viven en complicidad con la locura. Hay miedo, enseñanzas antiguas, saberes ocultos, criaturas de aspecto indefinible y la sensación de ser espiados por presencias que viven en la profundidad de los mares o en los rincones de nuestra propia mente.

Sin embargo, ¿qué pasa cuándo Lovecraft es mostrado de manera desenfadada aún con elementos propios del universo que él mismo creó? Esta es una de las máximas claves que constituyen el cómic El Joven Lovecraft cuyos creadores son un par de talentosos españoles: José Oliver, guionista (Palma de Mallorca, 1979) y Bartolo "Bart" Torres, dibujante (Ibiza, 1978) también conocidos por los nicks Cisne Negro y El Hombre que Pía, respectivamente.

El Joven Lovecraft pretende echar un vistazo sobre la vida del escritor de Providence de una forma personal y cercana al humor ya que se narra la pubertad turbulenta de dicho autor a modo de ficción y mostrando su lado más oculto y, también más cotidiano.Tomando como referencia ciertos temas biográficos reales (el ateísmo del autor, su interés por la literatura, su etapa de fascinación por la cultura islámica, así como su timidez y misantropía), el cómic va más allá y formula diversas hipótesis de carácter científico y humorístico sobre cómo pudieron surgir las extrañas criaturas que pueblan el ciclo de historias que componen los Mitos de Cthulhu.

El cómic ha sido ideado desde sus inicios (2004) para ser mostrado por la red, así que se decidió echar mano de la clásica tira cómica compuesta por tres o cuatro viñetas, con excepción de algunas que son dobles o tienen seis. Aunque en un principio, las tiras son autoconclusivas, suelen seguir un hilo que les da coherencia y que cuenta una historia más amplia. Tienen una periocidad semanal y son publicadas en su propio blog, para beneplácito de todos los fans dentro y fuera de España que poco a poco han ido aumentado y que han sido compensados, en abril del año pasado, con la publicación en papel de El Joven Lovecraft a través de Diábolo Ediciones que ahora va por la segunda edición.

El Joven Lovecraft también se nutre de varias referencias musicales que comulgan con el horror punk y el gothic rock, por ejemplo; así como también juega con la intertextualidad y combina, sin resultar chocante en ningún momento, elementos tanto actuales como antiguos: referencias a Poe, a los Poetas Malditos, o a grandes obras de la literatura universal, entre otros. El lenguaje es directo, mordaz y cotidiano sin caer en la vulgaridad. El trazo limpio, muchas veces en blanco y negro con algunos toques de color. Los personajes estan bien delineados y son fácilmente identificables: Howard (a veces también llamado Howie) el propio Lovecraft, por supuesto; Rammenoth, un dios primigenio que se aparece en forma de momia; El Ojo de Rammenmoth, el ojo derecho es quien suele acudir a la llamada de Howie; el Love Golem, creado por barro por el propio Howard al estilo tradicional del ritual judío para que le haga las tareas escolares; Angelo Barracuda, cantautor que vaga por Estados Unidos cuyo estilo son las "murder ballads"; Glenn, el ghoul con forma de chacal que conoce a Howie en una excursión del colegio y decide irse a vivir con él y Siouxsie, una niña que llega a Providence desde Detroit, que es toda alegría, curiosidad, acción, el contrapunto de Howard, algo así como una perky-goth.


Hace unos cuantos días, José Oliver tuvo la amabilidad de concederme una entrevista, espero que la disfruten:

1. ¿Por qué Lovecraft? ¿Por qué en formato cómic?

He sido un gran lector de Lovecraft desde la adolescencia, que es cuando normalmente la gente descubre a este autor, y pensé que se podía dar un buen juego entre lo que es su vida y su obra. En formato cómic porque es un medio que amo desde la infancia y a pesar de que ha habido épocas de mi vida en que he querido dedicarme más a la literatura, el cómic siempre ha sido mi pasión.

2. ¿Sientes fascinación por Lovecraft como personaje (con todas sus fobias y excentricidades) o sólo por su obra?

Su obra es muy interesante (yo creo que leerlo en una determinada época de tu vida te marca), pero su vida también lo es. A pesar de que su existencia fue, en términos generales, gris y monótona, la personalidad del Lovecraft es real y leer su biografía es muy interesante.

3. ¿Por qué el retrato en clave de humor?

¿Por qué no? A mí me encanta el cómic de humor, y a pesar de que en prosa no soy capaz de escribir algo que sea realmente gracioso, creo que los resortes del cómic los manejo mejor en este sentido.
4. ¿Qué opinas de todos los intentos fallidos de adaptar vía la gran pantalla, la obra de Lovecraft?
Son el resultado natural de intentar trasponer a un medio que no es el suyo un tipo de terror muy particular. A pesar de ser muy barroco en sus relatos, Lovecraft nunca llegaba a describir aquellos horrores de los que hablaba. Es el terror a lo desconocido; más aun, a lo impensable. El cine debe encontrar otras formas de intentar expresar esa idea: por eso se dice que películas como Alien son muy lovecraftianas, porque en la mayor parte ese horror no aparece en pantalla, el terror es sólo sugerido.

5. El personaje Siouxsie (mi favorito, jejeje) ¿está basado en alguien particular?

[Nosotros escribimos en el cómic 'Siouxie' por un mero error: la primera vez que aparece en el cómic rotulado, aparece sin una 's', así que decidimos dejarlo así] Bueno, es claramente un homenaje a Siouxsie Sioux, la diva siniestra de los 80 que sigue aún en plena forma.

6. ¿Crees que tu bagaje cultural (gustos particulares, la carrera que has estudiado) y tu atracción por el mundillo musical dark, siniestro, gothic, te marcan en la creación de los guiones?

Sí, obviamente. Quizá no marcan directamente la dirección del guión, pero sí que lo salpican constantemente con sus referencias. En EJL hay mucha literatura y mucha música referenciada, pero sin ínfulas de querer parecer el más listo, sino desde el amor a esos referentes.

7. ¿Te gusta la literatura de horror? ¿Y el cine? ¿En qué grado? Por favor, menciona pelis y libros favoritos.

Me gusta, sin embargo, no soy un gran lector y de hecho no leo a autores actuales, ni siquiera soy un gran lector de Stephen King, del que he leído apenas los libros que no son terror (El fugitivo, Los ojos del dragón, el primero de La torre oscura... y poco más). Mis gustos van más por los autores de finales del XIX y todo el resurgir de la literatura fantástica desde los albores de la novela gótica. Me gusta en particular W. Hope Hodgson y sus relatos de terror en el mar, o M.R. James, Ambrose Bierce... En el cine me pasa más o menos lo mismo: tengo dos épocas del cine de terror favoritas: la época del cine mudo, la producción de los años 30, y después la época de la Hammer, que me parece fantástica. Es como el modernismo en el cine, es brillante. En cambio, del terror actual no me interesa más que quizá la primera oleada del nuevo cine de terror asiático, que ahora ya parece haber caído en la recreación del mismo patrón una y otra vez. La parte sangrienta del cine de terror que se recrea en la carnicería y el sufrimiento no me interesa.

8. Director o directores de cine favoritos.

¿Dentro o fuera del terror? Directores que sigo: Burton, Woody Allen, los Coen... Pero no soy un cinéfilo apasionado. Con los años me va cansando cada vez más estar sentado dos horas mirando una película (¿por qué el último Batman dura casi tres horas? Me parece totalmente desmesurado). Prefiero lo que se hace en televisión: The It Crowd, The Office, Dexter, etc.


9. Menciona tus cómics favoritos.

¡Qué difícil, jajaja! Calvin y Hobbes, por supuesto. V de Vendetta y la impresionante Promethea de Alan Moore. Los cómics de Matt Groening como Life in Hell. El Dr. Slump de Akira Toriyama (aún esperamos una nueva edición en español). Sandman de Gaiman. La nueva ola francesa: Trondheim, Sfar, Blain... Y tantos otros... Ahora sólo reparo en los más obvios...

10. ¿Por qué has elegido el formato "tradicional" de la tira cómica (tres o cuatro viñetas) para el Joven Lovecraft?

Porque cuando iniciamos la colaboración con Bart, era la manera más factible de que se diera a conocer por internet. Es un formato sencillo y fácil de leer, y en internet está probado que funciona. Además, como formato corto, permitió que pronto viéramos si la cosa funcionaba entre nosotros, si los chistes tenían gracia, etc.

11. ¿Crees que puede haber un soundtrack especial, algo así como la música de fondo, para sumergirse en el mundo de el Joven Lovecraft? De ser así, qué canciones recomendarías?

EJL es muchas veces música, el homenaje de mi gran amor por la música. Angelo Barracuda es 50% Nick Cave y 50% 16 Horsepower. Glenn es puro Misfits. Siouxie es... Siouxsie, jajaja. Así que yo recomendaría escuchar un poco de goth rock de los 80. No Marilyn Manson ni Evanescence... Rock gótico ochentero. Los tres recopilatorios de Mick Mercer "Gothic Rock", por ejemplo, son una buena opción.
12. El retrato que haces de la pubertad de Lovecraft es en clave de humor, pero hay mucha más ironía y sarcasmo que la intención de arrebatar una carcajada simple. ¿Qué piensas sobre eso?

Lo que yo creo es que hay diversos niveles de lectura. Algunos lectores verán en una viñeta un chiste y otros entenderán alguna referencia que hará su lectura diferente. Me gustaría que EJL fuera una obra que fuera cambiando al tiempo que el lector lo hace. Si quien lo lee crece como lector en sus lecturas y conocimientos, la obra cobra nuevos sentidos en siguientes lecturas, y eso hace que la tira tenga una vida más larga, en mi opinión. Hay efectivamente, algunos chistes a costa del pobre Lovecraft real (como el comentario que hace sobre un epitafio que ve en una tumba) o de los poetas muertos que son bastante sarcásticos.

13. Sé que un "padre" no puede tener hijos favoritos, jejeje, pero tú como creador de todo ese universo, tienes algún personaje predilecto aparte de Howie?

Por supuesto, no tengo reparos en decirlo. Siouxie es mi personaje preferido, casi más que Howard. Es como una hijita, jeje.


14. ¿Qué opinas sobre el éxito de el Joven Lovecraft publicado en papel?

Estamos muy agradecidos por la buena acogida del cómic en papel. Siempre hemos tenido mucha fe en nuestra obra y ver que el público la ha respaldado nos da mucha alegría. Esperamos que sigamos gozando de su confianza en nuestros siguientes proyectos.

15. ¿Cuáles son los siguientes planes que tienes para el Joven Lovecraft? Las camisetas son muy chulas, piensas hacer algo más de marketing?

Los planes ahora mismo son poder sacar el segundo tomo en un plazo no más allá de final de año. Pero ya estoy trabajando en lo que sería una tercera entrega. La cuestión de márketing está muy bien, pero ha de ser rentable. Y aunque no lo parezca, ha de estudiarse bien qué se hace para que no haya pérdidas, que las apariencias engañan. Sería fantástico poder hacer más, ¡yo sueño con ello!

Gracias estimado Jose.

Gracias a ti. Y no quiero terminar sin decir que, pese a que la entrevista sólo la he contestado yo, esta obra no sería posible sin el maravilloso trabajo de Bart Torres, que es el 50% de este proyecto. Su entrega, su buen humor y la sintonía que tenemos juntos es el mejor aliciente para trabajar con él.


9 comentarios:

Cisne Negro dijo...

Muchas gracias por el interés, y obviamente, aciertas cuando dices que para nada me molesta que la cosa no haya salido como esperabas. No pasa nada, nosotros encantados, y no dudes en seguir comiéndoles el tarro para poder colaborar con esa revista. Si no, no saben lo que se pierden!

Alberich dijo...

Adoro EJL.Lo compré en cuanto salió y espero con ansiedad la 2ª parte!!

Nieve Negra dijo...

La entrevista me ha parecido muy bien pensada, tanto a nivel de las preguntas, como de las respuestas.


Felicitaciones Macvamp, y muchas gracias por realizar esta entrevista que responde muchas interrogantes que poseía con respecto al comic y a sus autores.

Igualmente felicitaciones a José y a Bartolo, creadores de la valiosa obra que es ´´El Joven Lovecraft``.
Y como una de los diversos seguidores de su trabajo le animo a que lo continuen.

¡Tétricos Saludos!

Nieve Negra.

Eli dijo...

Yo no he tenido el placer de leerolos nunca.
Supe de EJL por el blog del Doc pero aún no he tenido el placer.
Se ve que no debo perdérmelo!
Besos!!!!

Korkuss dijo...

Qué buena entrevista!

Conocí el comic hace un rato ya, soy muy, muy fan.

Y cuándo me entrevistas a mí?? Que no lees Living With Shine?? Jajaja

Un gran beso!!!

Estef Valentine dijo...

Primero que nada te felicito por el buen trabajo al lograr esta entrevista, muy bien planteada, por cierto.

Es una lástima que no se le pudiera dar la difusión que merece debido a los "problemas técnicos" que surgieron con dicha revista, lamentablemente en esta escena no se les puede pedir cierto nivel de calidad y profesionalismo, simplemente porque no lo conocen (y gran porcentaje de sus lectores tampoco), están muy dados a sacar las cosas al "ahí se va", y cómo nunca se exigen ni se comprometen nunca salen de su mundito mediocre donde se dedican a publicar poesías terminadas en infinitivos y gerundios...

En fin, creo que me extendí; para finalizar tan solo quería agradecerte por compartir con nosotros tu trabajo que sí demuestra un alto grado de profesionalismo y entrega.

Saludos,

MacVamp dijo...

Gracias a todos por sus comentarios.

Me hacen ver que hay mucha gente que se pierde mi trabajo ya sea por desidia o por oscuras razones, hahaha.

Besazos!!!!

Ethneliane dijo...

Me encanta EJL y fue a través del cómic que llegué a esta interesante entrevista.
Enriquecedor todo este asunto.

P.D. Amo la selección musical de este blog.

MacVamp dijo...

Hey, muchas gracias Ethneliane ;-)