20 marzo 2011

Fallas 2011

El emperador Moctezuma con Calendario azteca incluido en la falla de Almirante Cadarso-Conde Altea


El fuego vuelve a Valencia

La Cabalgata del Fuego, que ha recorrido durante la tarde del sábado las céntricas calles de Valencia, ha servido de aperitivo al baño de llamas que se ha dado la capital del Turia en la medianoche del día de San José para despedir su fiesta grande.

Las Fallas de 2011 se han despedido, como es tradición, con la Cremà. El trabajo de todo un año de los artistas falleros sucumbió pasto de las llamas. Atrás quedan las rivalidades entre comisiones que volverán de cara al próximo curso fallero, los problemas para plantar los monumentos debido a una climatología adversa que ha mejorado para que Valencia reventara de gente en las últimas jornadas de sus Fallas.

A la luna de Valencia, que este sábado brillaba más que nunca, el fuego purificador que anuncia la primavera consumió el arte efímero y sarcástico de las Fallas, unas fiestas multitudinarias y este año aún más turísticas donde la omnipresente crisis ha obligado a contener más los gastos.

Desde la medianoche, Valencia se convirtió en un trasunto de la Roma neroniana y las llamas prendieron la ciudad, ante la mirada de miles de valencianos y de turistas. A la una de la madrugada y ante las lágrimas capitulares de la Fallera Mayor, Laura Caballero, la falla municipal, dedicada al deporte por obra de Pere Baenas, se transformó en una monumental pira de veinticuatro metros de altura que contemplaron el presidente de la Generalitat, Francisco Camps -aquejado de una hernia discal-, y la alcaldesa, Rita Barberá, ante numerosos invitados de la política, la cultura, el deporte o la economía.

Lo que no ardió con los catafalcos de las 386 comisiones repartidas por la ciudad son las polémicas que en los últimos años vienen alimentando la actualidad fallera. ¿Debería celebrarse la Ofrenda también por las mañanas para aligerar el desfile y que la Fallera Mayor pudiera asistir a la 'Nit del Foc'? ¿Seguirá estableciéndose un tope en el precio de los monumentos de sección Especial? La respuesta a estas preguntas forma parte de las Fallas de 2012.

760 monumentos pasto del fuego

La 'cremà' de los 760 monumentos grandes e infantiles de la ciudad de Valencia y de las poblaciones situadas en el área metropolitana de la capital e integradas en la Junta Central Fallera (JCF) culminó a partir de las 22.00 horas del sábado de San José.

A esa hora comenzaron a consumirse las fallas infantiles. Media hora después, el monumento infantil ganador del primer premio de la Sección Especial, el plantado por la Falla Pediatra Jorge Comín-Serra Calderona (Nou Campanar) -titulado 'La boda de mis padres...en fotos'-. A las 23.00 horas llegó el turno de la falla infantil de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia.

Al llegar la medianoche, el fuego redujo a cenizas los monumentos grandes de la ciudad y de su área metropolitana. La falla grande de Convento Jerusalén-Matemático Marzal, que ha obtenido este año el máximo galardón de la Sección Especial, ardió a las 00.30 horas y a la una de la madrugada llegó la 'Cremà' de la falla grande de la Plaza del Ayuntamiento, que tradicionalmente es la última a la que se prende fuego.

No obstante, Valencia ha permanecido en llamas durante toda la madrugada del sábado al domingo, ya que la cantidad de monumentos a quemar, el riesgo existente en algunos cruces de calles por la cercanía de viviendas y el límite en el número de bomberos hace que la 'cremà' se desarrolle de forma escalonada durante toda la noche.


Agencias
elmundo.es
20 de marzo de 2011

*******

Son poco más de las siete de la tarde de este domingo de resaca fallera, jejejeje, y es cuando nos damos cuenta de que los días pasaron volando. Desde el 27 de febrero que se dio el pistoletazo de salida de las Fallas con la Cridà hasta anoche con la Cremà de todas las fallas. Música, color, sabor, aunque hubo varios días que la lluvia y el viento daban malos pronósticos sobre la fiesta con mayúsculas de Valencia. Varios monumentos cayeron debido al viento, inclusive un ninot de la falla de mi barrio. La llovizna perjudicó a muchos más. Pero finalmente, desde el jueves pasado, el mal tiempo dio una tregua.

Happy Demon y yo fuimos a ver una de las diecinueve mascletaes aque se llevaron a cabo en la Plaza del Ayuntamiento que, si bien se pueden ver por tele o diferidas por la red, no hay nada como estar ahí, sintiendo los cañonazos de pura pólvora retumbando en el suelo y ensordeciendo con su potencia. Pinchen aquí si quieren saber lo que es una mascletà y aquí si quieren ver una de las mejores de estas Fallas.

Yo comí una cantidad indecente de buñuelos de calabaza (espero, anhelo que aún mañana pueda comer unos poco más, hahahaha). Happy Demon tiró algunas bombetas para calmar sus ansias de pólvora, hahaha, que tal parece que eso se lleva en la sangre ;-) El valenciano promedio, desde pequeñito, disfruta y mucho tirando petardos y encendiendo tracas. Había que ver a la mayoría de los niños del cole de Happy Demon luego de la cremà de la falla que entre todos hicieron: todos queriendo empaparse del olor a pólvora, de estar lo más cerca posible de los últimos resquicios de las llamas.

Pero es que algo tiene toda esta fiesta que te llega al alma y enciende tu corazón :)



***

2 comentarios:

Trinidad dijo...

Me alegro de que el pequeño y tú hayáis disfrutado, Mac.

Un abrazo.

MacVamp dijo...

Gracias, guapísima :)

Besazos :*