06 diciembre 2006

Lucha, lucha, lucha


Soy una persona bastante apática en cuanto a lo que dá o deja de dar, brinda o arrebata el "sistema" (como quiera que cada uno lo entienda, ya sea gobierno, religión, etc.). Sin embargo, me irrita y mucho esa "necedad" de tragarse sin medida, sin remedio y sin cuestionar, todo lo que el "sistema" zambute por los medios de comunicación. En este caso me refiero concretamente a la televisión y más aún, a la televisión de "entretenimiento" made in México.

Hace unos días, en un foro donde hace poco tiempo participo (y que tiene qué ver con los mexicanos que residen en esta parte de España) se inició una absurda polémica surgida por un comentario personal que hice sobre Raúl DelAsco, mejor conocido como el Risitas Velasco. Jamás me simpatizó tal "personaje" y puedo decir que llegué a justificar su permanencia en televisión como un medidor de la torpeza mental de los televidentes. Gente que se plantaba delante del televisor todos los domingos para hacerse chaquetas mentales (de cualquier tipo e índole) con los cantantes de música popular, sin faltar el ingenuo de turno que se tragaban todo y decían sin empacho: "Ay, mira qué mono/a es X o Y, si es rete-humilde y buena persona". Si este personajillo tuvo o no tuvo carisma, si sólo fue un instrumento para terminar de idiotizar al medio común del pueblo mexicano, no me interesa, pero soltar mi opinión sobre él fue como abrir la caja de Pandora y descubrir que los malos vicios nos persiguen así vayamos al fin del mundo. Y después nos preguntamos por qué a los mexicanos, muchas veces, nos identifican en este lado del mundo con memeces como El Chavo del 8. Peor aún es que parece que Televisa se ha esforzado en "pulir" la programación del canal internacional conocido como Galavisión: pura porquería mediática. Es que ni siquiera rescatan telenovelas históricas, al menos.

No pienso dedicarle esta entrada al tal Risitas DelAsco, sin embargo, sirva como excelente ejemplo de que la televisión dá lo que se merece el pueblo tele-adicto: mierda, mierda y más mierda. Otros ejemplos más claros son lo que abundan en lo que se llama "programas del corazón" o dedicados a la "prensa rosa". Puffhh, otros que de verdad me erizan los cabellos y no sólo me irritan, sino que me revuelven el estómago. Hace varios años que en México se imita (sin vergüenza alguna) todos y cada uno de los pasos que se llevan a cabo aquí, en España. La misma miseria humana ilustrada en unos personajillos que de periodistas no tienen ni un gramo y mucho menos de decoro. La misma ansiedad por hundir a esos ídolos que antes era intocables y no por su "grandeza" sino porque de alguna manera se respetaba ese punto de lejanía que tenían con respecto al pueblo. Ahora, sobran los que buscan no sólo sus quince minutos de fama, sino las grandes sumas de dinero que ofrecen diferentes programas para "balconear" a la amiga, sobrina, conocida, patrona, etc. y con mucha mayor razón si se trata de alguien famoso. Aquí verdaderamente la tele vespertina es un asco, a excepción de un par de canales abiertos (de la tele por cable no hablo, porque esa se cuece aparte y tiene una variedad mucho mayor de opciones). Los programas "estrella" se remiten a revolver en las vísceras, en regodearse de todo lo que pueden pillar in fraganti de tal o cual famoso (que aquí lo mismo es un don nadie surgido de un reality show, como el novio/a "de", la ex "de", el chico surgido de Operación Triunfo, como el freak que se ha dejado manipular y vapulear por la tele, lo mismo que cantantes, actores y demás fauna) y en sí, de sacar todos los trapos al sol que la "víctima" en cuestión tenga, deje de tener, se le otorguen o se le intenten quitar (con menos éxito, claro).

Aquí no hay un prime-time como tal, nadie se disputa los horarios nocturnos tal y como los conocemos en México (y aquellos que hemos trabajado en tele) y creo que no lo necesitan. Después de los programas de prensa rosa, hay otros "medios" como la saturación de revistas de la misma temática, sub-programas de tele que se recrean "rescatando" momentos estelares de otros programas y un largo etcétera. Quizá sólo así me resulta comprensible que las personas que armaron la polémica respecto a mi opinión sobre el Risitas DelAsco (y que tal parece que sólo se "alimentan" con este tipo de televisión) se sintieran tan "ofendidas", así me hayan puesto ejemplos de que a pesar que sólo beben de la fuente de la miseria humana (o al menos eso es lo que dan a entender a través de sus mensajes y su pasión por hablar de temas de la prensa del corazón, principalmente de México), son capaces de disfrutar de un libro o de citar a un erudito profesor de filosofía que se "relajaba" mirando telenovelas.

Sé perfecto que no somos puro intelecto, pero tampoco tenemos pura mierda moldeable en el lugar que debería ocupar un cerebro de capacidad neuronal mediana. Claro, allá cada quien con sus gustos y disgustos, pero no puedo evitar sentirme ofendida (como ser pensante) cuando me encuentro con este tipo de situaciones.

Es por eso que pido: ¡Lucha por rescatar tu cerebro!

5 comentarios:

Ariel dijo...

Por suerte aun tenemos al 11, 34 y 52 y espero que la nueva ley no se los lleve al carajo, son el ultimo bastion de la television pensante en nuestro pais y no digo que todos los programas de estos canales valgan la pena pero al menos son una alternativa a la basura nacional.

Como dices hay que luchar por el cerebro y contra gente que cree que es una lastima que uno vea cine no holluwood y no "disfrute" el cine de hollywood como la ultima maravilla del mundo, contra esos que lo critican a uno porque no es fan de los bestsellers de este año, entre otros detallitos igual de penosos.

Fernando dijo...

Me encanta la idea de luchar contra ese comecocos que es la caja estúpida, creo que pocos programas se salvan de la quema, lástima que actualmente sea nuestra "alienación" y que no nos demos cuenta.

Very good blog!

Ana de Lorien dijo...

Mientras el personal está idiotizDdo delante del televisor, hincando la nariz en la vida ajena y dando importancia a aquello que ni le importa a sus protagonistas, las noticias importantes, los pasos del gobiernos, los giros de la economía, y las subidas de impuestos, pasan desapercibidas...y así nos la meten doblada. Aun nos pasa poco.

| Alison | dijo...

No hay nada peor q tocarle la ignorancia a una persona q cree no serlo.

... eso de pensar e imaginar ya no se lleva...

Selara Majere dijo...

al igual que Groucho Marx pienso que la television aumenta mi cultura, cada vez que se enciende, y no esta House, (gracias, me has hecho adicta a ese pequeño monstruo) yo abro un libro.

En cualquier caso no sabria decirte respecto a esos programas ya que mi record de aguante está en 15 min y estaba engarzando un broche en forma de araña, asi que me temo que no cuenta.

en cualquier caso, creo que esos programas alimentan el deseo carnivoro del ser humano, y quizas sea mejor que lo hagan asi, no se. Anyway, no es mi estilo.