27 agosto 2010

Los hombres no aman a las mujeres



http://www.youtube.com/watch?v=Ae_nhMqbwBI


"The rain comes falling down" - Sentenced (live)



now every single cloud becomes a raging storm
as I go seeking for the one I used to live for'
since your love was taken away
my heart's been beating empty beats
well, it will end tonight'
-the blade shall set me free
a steady hand with this sharpened cold steel
will help me wipe away this pain that I feel
the rain comes falling down
my life flows to the ground
no longer feeling the pain
my flame now fading away
the rain comes falling down
my life flows to the ground
no longer feeling the pain
my flame now fading away
so here I'm lying on these dead and bloody autumn leaves
waiting for death to take me where I want to be'
a steady hand with this sharpened hard steel
will help me wipe away this agony I feel
the rain comes falling down
my life flows to the ground
no longer feeling the pain
my flame now fading away
the rain comes falling down
my life flows to the ground
no longer feeling the pain
these leaves now becoming my grave
no longer feeling the flame
no longer feeling the rain



Del álbum "Frozen" (1998)


*******

No, no es que no sepan, es que simplemente no les "nace". Yo dudo, y mucho, que haya existido un hombre sobre la tierra que realmente dé su vida por una mujer. Lo siento, pero es así. Los hombres pueden amar un deporte, los negocios, el dinero, hasta un coche, pero no a una mujer. ¿Suena a tópico? Quizás. Pero conforme vivo más años y aprendo más cosas, me queda claro que no, que los hombres no aman a las mujeres. Son incapaces.

Es por eso que me llama tanto la atención ver a estos hombretones de la banda Sentenced, interpretando un tema del más puro estilo: vamos a desgarrarnos las venas ;-) La letra de The Rain Comes Falling Down es sencilla pero mientras más se escucha, más te llega al alma. Más en mi caso, donde dudo que en la vida real, en la de allá afuera, exista al menos un hombre que realmente le entregue su corazón a una mujer.

Todos queremos, es la cosa más sencilla del mundo. Queremos a nuestra familia, a nuestras mascotas, a nuestros amigos y hasta a nuestros libros. Pero cuando las relaciones se complican, casi por arte de magia, ese "querer" se esfuma o se torna en otra cosa que quizá no tenga nada qué ver con ese sentimiento neto, limpio y desinteresado.

Lo que menos deseamos es una vida complicada, una vida que nos amargue. Así pues, de manera consciente o inconsciente, movemos las piezas del tablero. Un toma y daca total. Tanto me das, tanto entrego. El hombre en general es un maestro en este sentido. No dudo que haya mujeres que los superen, pero casi por regla general, por naturaleza, nosotras somos más dadas al sacrificio en todos los sentidos. Quizá por eso, las venganzas ejecutadas por mujeres heridas, son las más temibles.

El hombre sostiene una carrera marcada por la velocidad que no por la resistencia. Y a decir verdad, no sé si sea algo genético. Pero insisto: no conozco a ningún hombre que dé su vida por una mujer. A ninguno...




***

5 comentarios:

Trinidad dijo...

Menudo tema has tocado, reportera Mac.

Los límites son siempre difusos y las líneas que separan dos realidades muy delgadas. El hecho de entregar tu corazón a alguien puede ser un acto suicida si esa persona no es la conveniente (ahí ya entra el olfato de cada uno), y se puede caer en la sumisión y en la obsesión.

Yo sí creo firmemente en esa rara avis de hombre que es capaz de entregarse por amor (sin llegar a la sumisión ni la obsesión); y en ese amor que supera cualquier situación adversa y sale victorioso y fortalecido. Pero claro, es lo que yo creo y desearía encontrar. Una tiene una fe que mueve montañas.

Asilo Arkham dijo...

Yo creo que tienes razón en que todos, por naturaleza, no nos gusta la amargura: siempre buscamos ser felices (los amargados lo son porque saben que no son felices).

Además, si del odio al amor hay un paso, del amor al odio sólo hay medio.

Caronte dijo...

¿A ninguno? Lástima, yo si conozco a varios. Incluso, aunque esté mal, me atrevo a incluirme en la lista.
¿Vida complicada? Bueno, en verdad eso es algo relativo. Para algunas personas, ciertos aspectos "duros" de una de esas vidas complicadas pueden ser tan livianos que disfruten con ello o, simplemente, no les roben la felicidad.
Toda persona tiene momentos felices y momentos tristes. Es toda una odisea perseguir la felicidad plena, de ahí que todo dependa de pequeños detalles. Pequeños granos de arroz que desestabilicen la balanza a nuestro favor.

Sensacional como siempre, es un placer leerte.

PD: lamento no haber comentado antes, he tenido un exceso de estrés ^_^

MacVamp dijo...

Trini: Qué grande eso de tener aún fé ;-)

Mario: A veces somos nosotros mismos nuestros propios verdugos.

Caronte: Sería bastante aburrido eso de vivir en felicidad perenne. Debe de haber de todo para que aprendamos a valorar las buenas cosas que nos da la vida, por pequeñas que puedan ser. Pero yo me mantengo en mi postura de escasez de hombres que amen, así, con todas sus letras.

Gracias por comentar :)

Korkuss dijo...

Vaya amiga! Y yo que venía a avisarte con todo gusto que estaba regresando a la blógsfera y saber si ya andabas por acá.

Incluso, pensé que hablaríamos de la peli homónima, que por cierto, me encantó.

Yo no puedo hablar por el mundo, ni por mi género ya que creo ser un hombre un tanto extraño.

Pero yo amo, loca y perdidamente. Con sufrimientos, con gozos, con silencios. Con todo. He dejado todo y he vivido dedicado a ella. Hoy cada vez la cosa está mejor.

Pero más allá de eso, me llama la atención lo que pueda causar este post. Si necesitas algo, estoy a un clic de distancia amiga.

Beso.