04 junio 2006

Rembrandt 400

La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp
(1632)
Rembrandt pintó este retrato de grupo de siete cirujanos y el médico Nicolaes Tulp en el año 1632. La pintura pertenece a una serie de retratos de grupo que se realizaron para la Cámara de Administración del Gremio de Cirujanos y de los cuales el más antiguo data de 1603. Esta obra tiene un motivo central: una lección de anatomía, y un protagonista, el lector. El motivo por el que este cuadro se pintó fue la lección de anatomía que el doctor Tulp dio en enero de 1632. Un médico notable daba dos veces por semana lección de teoría a los cirujanos de Ámsterdam. El motivo de esta formación adicional era la presencia en clases prácticas en el centro anatómico para tener más conocimiento de la anatomía humana. Cada año se realizaba una autopsia pública, la mayoría de las veces en invierno, porque el olor en aquellos tiempos podía ser insoportable. La disección se realizaba bajo la supervisión de un lector. Éste no lo hacía cada año, pero el doctor Tulp que había sido elegido tres años antes el lector del Gremio de Cirujanos, realizó su primera autopsia en 1631, y la segunda en 1632. En esta ocasión es en la que Rembrandt pintó su famoso cuadro.
La prestación artística del aún joven pintor es sorprendente, incluso aunque hasta aquel momento no había pintado muchos retratos. Parece como si Rembrandt hubiera detenido al grupo en un determinado instante. La pintura es una composición muy cuidada sobre la que se ha pensado muy bien. La atención de la persona que lo contempla se dirige a la actividad de Tulp quien demuestra cómo son los músculos del brazo. El brazo se ha seccionado para ese propósito. El cuerpo que se utilizaba para este tipo de autopsias públicas era generalmente el de un criminal. En este caso era el de Adriaen het Kint. Los nombres de los demás protagonistas del cuadro están listados en el papel que sujeta el hombre de atrás.
Esta pintura fue el primer retrato de grupo de Rembrandt. Fue un encargo honorable para un artista tan joven. En el gremio debieron quedar bastante satisfechos con el resultado ya que la comisión decidió que el siguiente encargo, en 1656, de nuevo lo realizara Rembrandt. Estos cuadros fueron y siguen siendo propiedad del gremio al que pertenecían los mandantes. La obra se colgó desde el año en que fue realizada en el edificio del peso Waaggebouw en la plaza Nieuwmarkt de Ámsterdam, no muy lejos de la propia casa de Rembrandt. La autopsia también tuvo lugar en el mismo edificio. La lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp quedó en el mismo lugar hasta principios del siglo XIX en Ámsterdam. Después de que en 1798 desapareciera el Gremio de Cirujanos, las pinturas llegaron a poder de la Fundación de Viudas de Cirujanos. La dirección de esta fundación decidió en 1828 vender el cuadro. Sin embargo se prohibió la venta por Decreto Real. Finalmente fue vendido por el gobierno holandés y desde aquel momento pertenece a la colección del museo Mauritshuis.
Fuente: Museo La Casa de Rembrandt

****************
Mi madre fue una pintora frustrada. No era capaz de dibujar ni un gato clásico: un ocho con orejas y cola, jejeje, pero podía hacer magníficas copias al óleo de Gauguin, Picasso (en su Período Azul) y Renoir (algunas las enmarcó y pemanecen en mi casa de México). Mi padre, tan llano y celoso, no le permitió estudiar pintura porque "nada tenía qué hacer con esa partida de pintamonas comunistas", así que, mi madre coleccionaba libros de arte y visitaba con frecuencia los museos y las exposiciones temporales. Mi abuela paterna declaró convencida que yo sería "pintora de las buenas" porque desde niña (quizás como la mayoría) dibujaba, dibujaba y dibujaba. Siempre he tenido facilidad, no soy mala dibujante, pero lo admito, no soy creativa. Creo que desde entonces tenía cierto problema con la combinación colorida, porque a pesar de que casi parecía que coleccionaba cajas enteras de crayolas (ceras, como las llaman aquí) y que me llamaban mucho la atención las doradas y las plateadas, el color no era lo mío y sinceramente, no me distinguía por colorear muy bien en aquellos libros que mi padre me compraba por montones en sus viajes a Estados Unidos. En todo caso, mi madre era quien disfrutaba más de ellos y me ponía la "muestra" con mucho estilo, debo reconocer, hahahaha.
Crecí mirando aquellos libros de arte de mi madre. Pronto me gustaron los retratos, el barroco, los tapices medievales, el impresionismo y el arte religioso y nunca aprendí a apreciar el mentado arte moderno. Creo que tengo un espíritu antiguo que se siente más identificado con el pasado, con los grandes monstruos de la pintura, que con Joan Miró, el pop-art, los seguidores o intentos de Andy Warhol, etc. Llámenme silvestre o arcaica, hahaha, no me importa. En los libros de arte de mi madre, nació mi gusto por muchos pintores, entre ellos, Rembrandt. Y de todas sus obras, mi favorita es la que encabeza esta entrada: "Lección de anatomía". Los detalles, las expresiones, el contraste de luz y sombra y el momento captado, son verdaderamente fascinantes. A mí, siempre me lo han parecido.
Este año se conmemora el 400 aniversario del natalicio de Rembrandt (1606-1669) y en Holanda, su patria, se están llevando a cabo diferentes homenajes y actividades: visitas guiadas por Leiden, su ciudad natal y Amsterdam, exposiciones temporales e inclusive un musical basado en su vida, cuya mayor parte es desconocida por el público en general. Si desean más información consulten la web oficial Rembrandt 400

8 comentarios:

Ariel dijo...

Ahh yo queria estudiar Historia del Arte no mas para ver las pinturas, la dibujada a mi no se me da sin embargo no soy tan mala pintando, o eso dicen los que han visto mis cuadros.

A mi me gustan tantos artistas que nunca me he decidido por un favorito y creoque tambien soy arcaica porqueentre mis grandes amores estan los pintores de quattrocento

Selara Majere dijo...

yo no pase el examen de dibujo de las escuela de arte, con eso creo lo digo todo :D adoro a Rembrant tiene un estilo especial, claro que la mejro pintora del mundo es mi abuela :D (que no se note el amor de nieta)

Ana de Lorien dijo...

aissss...por aquí se asoma otra silvestre (o arcaica) jejejejejej...yo no solo no entiendo el arte moderno, si no que, soy tan poco tolerante XD, que en ocasiones me parece una tomadura de pelo XDDDDD
Y bueno, teniendo en cuenta que no nací con muchas habilidades pictóricas (en ocasiones me pregunto si quizá dibujaría mejor con los pies :P)los grandes artistas del pincel me dejan boquiabierta, me parece algo casi sobrenatural jejejjejej...
Buena elección con Rembrandt ;)

lady_manson dijo...

muy interesante el relato, me gustaria que nos pusieras una pintura. yo tampoco soy creativa, pero vieras que bien me quedan las copias

Sathorys Elenorth dijo...

Saludos!!!!
hace tiempo que no me paso por tus dominios y menuda sorpresa me he llevado al entrar esta noche y es que tu último post me parece de lo más interesante ya que soy un gran admirador de todos los artes pictóricos pertenecientes a las primeras avanguardas, como bién dices a partir de hay pues que quieres que te diga que yo respeto mucho todo lo que hay pero a mi ya no me dice nada...
Menuda artista tu madre casi nada por lo que comentas debía pintar muy bién, personalmente el periodo azul de Picasso es el mas profundo que creo tuvo de echo de ese periodo surge alcabota una de mis obras preferidas de dicho autor, aunque por descontado me quedo con mi añorado Caravaggio el inventor del tenebrismo por escelencia y como no con Van Gogh o Munch que también han estado siempre dentro de mis pintores mas admirados...
Sin más un fuerte abrazo y felicidades por este gran post que nos haces llegar!!!

Lety dijo...

Este post lo he disfrutado mucho, me agradó leer acerca de tu madre. Comparto con ella la afición por la pintura, y en estos días estoy feliz porque he retomado los pinceles. Tampoco soy muy creativa, pero me he percibido buena para captar las emociones de un rostro y eso me hace feliz.

Noto algo agradable en el diseño de tu blog, no se si el cambio de colores en ambas columnas, o qué sea, el caso es que el post se percibe en relieve y facilita la lectura, felicidades por ello y un abrazo desde Oaxaca

MacVamp dijo...

Jejeje, la visita de tanto "silvestre y arcaico" me emociona ;-)

Yo tengo pintores favoritos, aunque no soy capaz de elegir a uno por encima de todos. Sin embargo, aproveché los festejos del 400 aniversario del natalicio de Rembrandt para mostrarlo como uno de mis favoritos. Siempre me ha maravillado su trabajo y su perfección.

Lety: Gracias por tu gentil visita y me dejas a cuadros, porque no he hecho nada "grandioso" en el blog para que se vea mejor, jejeje. Tiene los mismos colores que escogí desde hace tiempo y por más que busco, no logro "agrandar" la plantilla para que la columna izquierda se expanda más :P Lo ciero es, que voy haciendo mejoras, pequeñitas, pero al fin y al cabo mejoras. Quizá has cambiado de pantalla y eso hace que se muestre mejor mi blog, no sé, es lo único que se me ocurre, jejeje. Y es grandioso que seas amante de la pintura y que te atrevas a plasmar tu visión en un lienzo. Te envío un abrazo muy fuerte.

Lety dijo...

Hola Mac Vamp, pues volví buscando tu respuesta, y no he cambiado de pantalla, sucede que tal vez al expander la pantalla de la izquierda has logrado que parezca colocada "mas arriba" que la otra, le da una dimensión distinta.

Te dejo otro abrazo cariñoso