04 junio 2011

Treinta

Dentro de treinta días comenzará un nuevo ciclo y a pesar de conocer la senda que me conducirá hacia él, guardo emoción y suspenso. Guardo anhelos y esperanzas.

Vuelvo a un mundo en el que viví más de treinta años. Y me acompaña alguien que es mucho más especial de lo que él pueda creer. Tengo ganas de mostrarle ese universo rico en colores, aromas y sensaciones. Quiero que asuma que él es la unión de dos mundos, de tradiciones, conceptos y formas de vida. Deseo que su corazón se ensanche aún más y que aprenda a vivir intensamente. Que su felicidad dure el mayor tiempo posible y que se beba la vida a traguitos, saboreando cada uno de ellos.

Treinta días a partir de hoy. Entonces pediré nuevamente a los dioses que sean aún más generosos de lo que han sido durante estas cuatro décadas que estoy por cumplir el próximo año. Que me guíen y me den paciencia. Que mantengan las llamas del amor avivadas y que no permitan que me alejen de la vida que vine a buscar, sin yo saberlo, hasta el otro lado del mundo.

Vuelvo al lado de una parte importante de mi destino, de esa recompensa que la vida puso delante de mí casi por descuido :) Casi sin querer. Y espero no volver a separarme de su lado. Espero volver a cogerlo de la mano para seguir juntos en esta senda que hemos ido construyendo en poco más de siete años. Que mi corazón siga latiendo con tanta fuerza como la primera vez que lo besé. Que me mire en sus ojos y me devuelvan esa imagen que desconocia de mi.

Treinta días... Sólo una luna más.




***




3 comentarios:

Bruja Blanca dijo...

Va a ir todo genial, Mac. Muchos besos y fuerza para la nueva vida que te llega. Y menos mal que tenemos el ciberespacio, porque si no, te echaría mucho de menos!

Trinidad dijo...

Enhorabuena Mac, por esa felicidad y por las nuevas buenas cosas que estarán por suceder en tu vida. Espero y deseo que todo te vaya muy bien estés en el rincón del mundo en el que estés.

Un abrazo.

MacVamp dijo...

Brujita: Bendito ciberespacio ;-) Eso, eso, que haya buenas nuevas desde ambos lados del Atlántico.

Mil besazos, querida mía :*


Trini: Muchas gracias, guapa. Siempre he creido que los cambios traen algo bueno y esta vez no será la excepción.

Besazos :*