03 junio 2008

La rana "polizón"



Una rana viajera en el Mercado Central
Un anfibio aparece entre unos plátanos procedentes de Costa Rica

Nadie sabe muy bien cómo ha podido sobrevivir, pero el caso es que una rana apareció este sábado en el Mercado Central entre unos plátanos procedentes de Costa Rica. El animal fue recogido por técnicos de la concejalía de Sanidad, quienes lo llevaron a un terrario municipal en el jardín de Viveros.

Allí se quedará hasta que hoy el Ayuntamiento mantenga una reunión con biólogos y expertos y se estudie cuál es la mejor solución para el animal.
La hipótesis que maneja el Ayuntamiento, quien ayer difundió un comunicado con la sorprendente noticia, es que el anfibio haya vivido varios días en la atmósfera protectora del cargamento de plátanos.

Según explicaron fuentes municipales, el hallazgo tuvo lugar el pasado sábado por la tarde en el citado mercado y fue el personal de la Sociedad Protectora de Animales quien dio el aviso al área de Sanidad Animal del Ayuntamiento, cuyos técnicos recogieron al anfibio y lo trasladaron a dependencias del jardín de Viveros.

El animal, que según las mismas fuentes es "totalmente inofensivo", podría tratarse de una rana arborícola de la especie Smilisca baudinii, distribuida desde el extremo sur de Texas (Estados Unidos) y el sur de Sonora (México), siguiendo hacia el sur a través de las tierras tropicales bajas hasta Costa Rica.

La concejala de Sanidad, Lourdes Bernal, explicó que el sistema más difundido para transportar el plátano de exportación consiste en refrigerar y modificar la atmósfera del empaque colocando la fruta dentro de bolsas de polietileno perforado para retrasar su maduración durante el transporte y su comercialización. "La rana parece haber sobrevivido a todo este trajín y al largo viaje de Costa Rica a Valencia", añadió.

No se trata del único hallazgo de un animal no doméstico en medio de las calles de Valencia. El pasado mes de abril la presencia de una ardilla americana sorprendió a los vecinos de las calles Cirilo Amorós y Hernán Cortés. "El roedor no fue reclamado. En estos casos se suele ceder a una tienda exótica para que allí le den los mejores cuidados", explicaron fuentes de la Concejalía.
Sin embargo, las serpientes son una de las especies más frecuentes que capturan los técnicos de la Sección de Sanidad Animal del Ayuntamiento de Valencia. También en abril fueron encontradas dos ejemplares. Uno en una vivienda de Benimámet y el otro bajo el puente de Calatrava. "Al volver a casa tras pasar el día en el campo es habitual que algunos vecinos avisen
de que han encontrado una serpiente en su garaje que se había colado entre sus vehículos. Pero son inofensivas", señalaron las mismas fuentes.

Normalmente se trata de culebras bastardas, habituales de la huerta, falsas corales y otras procedentes de la Albufera. En estos casos, los técnicos las devuelven al monte.


Diario Las Provincias
3 de junio de 2008



***

3 comentarios:

LeBoheme dijo...

Puff, vaya tela no?
No he podido evitar recordar dos capítulos de los Simpsons, uno en el que a Bart le pica un mosquito que venía atrapado en un juguete de Krusty fabricado en China, y el otro del huevo de lagarto al que Bart disparó con el rifle de Nelson :)

Referente al resto de tu entrada, muchas veces estas cosas ocurren porque ahora está muy de moda "comprarse" animalitos "raroS" de otros países (puesto que aquí si los hay están en cautividad y protegidos/supervisados por sociedades veterinarias y demás) como animales de compañía y al igual que a muchos degenerados no les importa abandonar a un perro en la carretera.. no les importa soltar al "animalejo" en cuestión cuando se aburren de ellos...
Si es que..

Besotes!

MacVamp dijo...

Jejeje, recuerdo los capítulos que mencionas de los Simpsons. Sobre todo el del huevo de lagarto, que si bien empieza teniendo el emnsaje de que no vale ser cruel con los animales, tampoco se puede tolerar una plaga de bichos que han sido sacados de su habitat.

Lo de las "nuevas" clases de mascotas resulta algo serio. Porque si bien mucha gente cuenta con la pasta suficiente para comprarlas, no tiene ni puñetera idea de lo que implica tener un animal exótico, por ejemplo. Y lo peor es que los mismos vendedores tampoco están informados, en la mayoría de los casos.

Creo que la culpa es de ambas partes.

Besets.

Maria Amparo dijo...

Es mas q obvio q en el transporte internacional se descubran estas cosas... como tb es cierto q hay q tener cuidado q tipo de animal o especie se introduce en nuestro pais.

No olvidemos los diferentes tipos de ecosistemas y especies q de un lugar a otro se dan.

Mismamente un ejemplo... en españa vemos un mosquito, una avispa, una abeja, una araña o algo q sepamos q nos va a picar y lo rechazamos (evidentemente) xo aqui en Alemania, donde el clima es mas frio, todos esos insectos q he nombrado son de risa, la gente no les tiene miedo ni les da manotazos xa espantarlos xq aqui no pican.

Con estos cambios de clima y especies dentro de poco sacaremos a pasear al mosquito de la vecina como si de Futurama se tratase :D