10 septiembre 2006

Aromas

Ben Wishaw (dcha.) como Jean-Baptiste Grenouille, y Karoline Herfurth, en una escena del filme.

Tywer embriaga a Alemania con su adaptación cinematográfica de 'El Perfume' de Süskind

El autor de la novela se ha desentendido del guión y del rodaje y tampoco ha acudido al estreno

EFE

El director de cine alemán Tom Tykwer ha logrado embriagar a Alemania con el estreno de su película 'El perfume. Historia de un asesino', basada en la novela homónima de su compatriota Patrick Süskind.

Aunque muchos de los 15 millones de lectores de la obra de Süskind (traducida a 45 idiomas, entre ellos el latín) se sentirán decepcionados con la adaptación cinematográfica de la novela, el filme de Tykwer ('Corre, Lola, corre') cosechó fuertes aplausos en los estrenos de Múnich y Berlín.

La cinta narra la historia del joven Jean-Baptiste Grenouille (Ben Whishaw), quien alardea de tener un fino sentido del olfato, que perfeccionará dedicándose a crear esencias para el perfumista parisino Baldini (Dustin Hoffman). Grenouille, que no sabe lo que es el amor y descubre que carece de olor corporal propio, acaba convirtiéndose en el siglo XVIII en un asesino en serie en la ciudad francesa de Grasse, donde acude a aprender el misterioso método del 'enfleurage'.

El joven perfumista está obsesionado con capturar la belleza de jóvenes hermosas vírgenes y "destilarlas" en una esencia para crear el mejor y más valioso perfume de todos los tiempos, que le haga irresistible y ponga a todo el mundo a sus pies.

Whishaw, que para preparar su personaje vio la película 'El hombre elefante', explicó la dificultad que supone para una actor interpretar a un personaje como Grenouille obsesionado por los olores, "algo que es intocable e invisible". El joven actor británico, que en su próximo filme encarnará "al Bob Dylan poeta", no acudió a ninguna fábrica de perfumes para adentrarse en el arte de crear fragancias porque Grenouille "no tenía un conocimiento técnico sobre cómo crear perfumes, sino que lo suyo era instinto puro, puro genio".

Junto a Whishaw ('Enduring Love' y 'Stoned') y al veterano actor Dustin Hoffmann, completan el reparto Alan Rickman, en el papel del comerciante Richis, y Rachel Hurd-Wood, de 16 años, que interpreta a su hermosa hija Laura, la última obsesión del asesino en serie.
Llevar la novela al cine no ha sido fácil. Süskind, que odia hacer apariciones públicas, nunca da entrevistas a la prensa y apenas hay fotos suyas, guardó durante 15 años 'El perfume' (1985) como un preciado tesoro y se resistía a vender los derechos.


El productor Bernd Eichinger ('El hundimiento', 'El nombre de la rosa' y 'La historia interminable') logró convencerle en 2001 y el resultado es la película más cara de la historia del cine alemán: una superproducción al estilo Hollywood pero con sello 'made in Germany' con un presupuesto de 50 millones de euros (64 millones de dólares).

Süskind, al que el director de 'Heaven' sólo vio un momento, se ha desentendido totalmente del guión y del rodaje y tampoco ha acudido, al igual que Hoffmann, al estreno de la película.

*******

No recuerdo exactamente cuando leí por vez primera "El Perfume", pero sé perfecto que me dejó una gran marca, más áun, porque creo que en otra vida fui sabueso, hahahaha. No se burlen, amables lectores, que lo mío es muy fuerte ;-) Podré tener bastante averiado el sentido de la vista (miopía galopante y cierto astigmatismo) pero el olfato, uffh, me ha marcado siempre. No soy una persona que pueda fingir demencia cuando algo o alguien no me gusta como huele. Soy de aquellas que cuando compra un libro lo primero que hace es abrirlo al azar y oler sus páginas, porque casi seguro llevará el olor de la tinta o hasta del propio papel y eso es uno de los olores que más me embriagan, hahahaha. Será que eso me viene desde niña, cuando al recibir los libros de texto gratuitos en la primaria, los abría de inmediato y me ponía a esnifar casi página por página :P Será que aún tengo muy presente a mi madre en su labor de arreglo personal delante del espejo del cuarto de baño, yo sentada en la tapa del inodoro, mirándola embobada, absorta, mientras ella finalizaba con una dosis justa de perfume, por lo general: Chanel Nº 5 o Shalimar. Aún hoy, después de que no la tengo conmigo desde hace 12 años, el simple olor de esa fragancia me devuelve todos los recuerdos que atesoro de mi madre.

Será que, siempre me han marcado los aromas de las personas que me han rodeado, de los sitios donde he estado. Será que los aromas han marcado mis relaciones personales e incluso me motivaron a rechazar o a aceptar casi con ojos cerrados, jejeje. Suele ser difícil encontrar la fragancia adecuada para cada uno, muchas veces no se acierta a la primera, pero nada supera el aroma de un cuerpo recién duchado, esa sensación de frescura y total higiene. En alguna ocasión leí la queja sobre la cantidad "infame" de publicidad sobre artículos de higiene, que es como si quisiéramos ocultar nuestra verdadera naturaleza... Por favor, que ya no estamos en la época de las cavernas y hay personas que pueden ser un verdadero ejemplo de pulcritud, pero su propio aroma corporal los delata casi a kilómetros. ¿Cómo no usar champús, gel de limpieza o jabón, lociones aftershave para ellos, desodorantes y cremas corporales? Yo me vuelvo loca y me declaro friki sin remedio cuando se trata de escoger, incluso el lava-vajillas :P Hay gente que me mira raro, raro, raroooo, hahaha, pero no puedo evitar abrir los envases o las botellas y probar qué tal huele el "limón concentrado" o la "lavanda" o "menta fresca", jejejeje. Muchas veces compro porque son productos que ya conozco de toda la vida, pero es porque en algún momento, me lo dictó mi infalible olfato.

Sobra decir que me fascina el olor de mi marido, jejeje, y que muchas veces enfatiza con un par de lociones que le sientan de maravilla. También sobra decir que, independientemente de los artículos de higiene para niños que muchas veces huelen a limón (cómo recuerdo el que usaban en el hospital donde di a luz, pues cuando se llevaban a mi Happy Demon para bañarlo, lo primero que hacía al abrazarlo, era oler su cabecita, jejeje) mi criaturita tiene un particular aroma a galletita recién horneada ;-)


9 comentarios:

Ana de Lorien dijo...

Conste que la primera parte no la leí, quiero ver esa película sin prejuicios, ideas preconcebidas ni similares :P
Respecto a la "segunda parte" nooooo te puedes hacer una idea de lo identificada que me siento...huelo los libros, la ropa nueva, todo lo que llega a mis manos pasa antes que nada por mi nariz, juzgo con el olfato y el más mínimo olor repugnante me hace fruncir la nariz...cuando no lo acompaño que una encantadora arcada XDDDD vamos, muy discreta, pero no lo puedo evitar. Comparto miopía también (tendrá eso algo que ver?)y detecto los olores mucho antes que los que estan conmigo, y si, no hay nada que me evoque tantos recuerdos como un olor.
Por último, confirmo, tu niño huele a gloria ^_^

Korkuss dijo...

Por alguna razón, el Perfume es de esos libros que por más que te llame la atención nunca se te da leerlo.

Aún así, quizá algún día pase.

Saludos perfumados...

Selara Majere dijo...

creo que aun sigo enamorada de ese libro, cada vez que evoco sus paginas...ninguno me ha dejado un olor tan penetrante.

he deseado durante años esta pelicula, y al mismo tiempo, la temo como a un ciclon, quizas es lo mucho que em ha gustado siemrpe el libro...se que voya ir a verla, el trailler me fascino, y te dire Mac, cuando lo vi, tarde unos segundos peor antes de ver el titulo ya sabía que pelicula era. asiq ue quiero pensar que no nos defraudará.

yo tambien debi ser alguntipo de perro en otra vida, pro que cocino con la nariz, no con la lengua :P

Marie Pain dijo...

Adorada Mac! Me has hecho inhalar profundo y exhalar despacio.

Soy absolutamente olfativa por lo cual no es extraño que "El Perfume" me haya obsesionado durante años.

No sabía de la película... es de esas historias que jamás imaginé en cine; procuraré darle una oportunidad sin prejuicios jeje.

Besos hasta el otro lado del charco,

MP

Ariel dijo...

El perfume es una de esas cosas que uno tiene que ir imaginando poco a poco, lo lei cuando estaba en la secundaria y aun lo recuerdo como si lo hiubiera leido ayer es un libro que me gusta mucho.

Si bien soy de las que usa su sentido del olfato mucho y me evoca recuerdos y momentos agradables y desagradables el sentido que mas uso es la vista, podria vivir sin olfato quiza pero nunca sin ver. Por eso un libro como ese de alguien que vive el mundo por su nariz me deja tan impactada.

Espero que la pelicula les quede bien.

| Alison | dijo...

La verdad es q empece a leerme el libro cuando pequeña... no se, igual tenia 14 años, me lo mandaron en el colegio, xo nunca llegue a terminarlo.

Recuerdo claramente la ambientacion q se le da y el contexto, xo tendre q ver la pelicula, siempre es mas rapido no?? :D

Besos!! en 5 dias estoy ahi :**

PS: Por cierto, el sabado q viene quiero ir a tu casa, sera posible?? no se, podiamos merendar juntos todos o cenar... si hablas con Ana preguntale :)

Strega, La Bruja de Aragón dijo...

Hola MacVamp, por acá correspondiendo a la cortesía de su visita. Pues como te comenté en mi blog, iba a buscar en las catacumbas y sí, apareció, tengo el relato justo traducido por el entrañable Vicente Quirarte... ¿a onde se lo mando?

Saludos.

Mendi Destruction dijo...

Juas Mac...lo del supermercado y la apertura de envases antes de comprar lo que sea me suena mucho! Huelo tooooodos los suavizantes, detergentes, desodorantes, lavavajillas, fregasuelos.....todo!!! antes de comprarlo, no puedo evitarlo! Me muero si tengo que usar alguno de esos productos hasta que se acabe y no casa conmigo el olor! jajajajajaj Y si, también soy miope..igual si tiene que ver ;)

Besitos

MacVamp dijo...

Gracias por sus "olfativos" comentarios ;-) Veo que habemos muchas del Club de la Nariz, jejeje.