17 enero 2006

Esperanza y varias otras cosas

Esperanza. Mi mejor amiga se casó el pasado diciembre en una bonita capilla de Nueva Orleans y tengo entendido que la ceremonia fue emotiva y la recepción muy bella, en una clásica mansión sureña al estilo "Lo que el viento se llevó", jejeje. Aún no tengo fotos, pero mi casi hermana ha prometido enviarme algunas en cuanto las tenga escaneadas. Siento mucha alegría por ella, más aún porque ha encontrado un hombre que vale la pena y que la adora por encima de todo. Alguien que la entiende, la mima y que mucho se acerca al tipo de pareja que ella siempre deseó, desde el físico hasta la forma de ser. Por lo que entiendo, es algo así como un caballero a la vieja usanza sureña, me imagino como un Mark Twain, jejeje, aunque no viste todo de blanco ni lleva un sombrero de ala ancha (es un gótico-biólogo). Y aquí queda demostrado que la suerte es un elemento más que importante para realizar nuestros sueños: mi mejor amiga y su novio, debieron sufrir las consecuencias de los huracanes que casi devastaron Nueva Orleans y Houston, que es donde ellos viven. Junto con los tíos de mi mejor amiga y su prima, fueron parte de los evacuados cuando el segundo huracán atacó Houston. Sin embargo, ambos mantuvieron la esperanza y al fin lograron llevar a cabo la boda. De verdad, qué gusto me da que sea tan feliz y que al cabo del tiempo, haya podido encontrar lo que el destino le tenía reservado. Te envío un fuerte abrazo, querida amiga, casi hermana, hay una gran distancia física entre nosotras, pero el corazón nos sigue y nos seguirá uniendo. Muchas felicidades :)

Una vida de luces y sombras. Así se llama una nueva biografía de ese señor director de cine que fue y será Alfred Hitchcock. Este trabajo de Patrick McGillian se centra mucho más en discutir los por
menores de la gestación de las películas de Mr. Hitchcock que a entrar en el resbaladizo terreno de las extrapolaciones como dicen que se demostró en "Los asesinatos de Hitchcock" de Peter Conrad, o en las especulaciones sobre el carácter perverso del director, como hiciera Donald Spoto en su controvertida biografía del mismo. McGilligan asume críticamente el trabajo de Spoto (para rebajar las conclusiones sensacionalistas de éste) e integra en su trabajo las confidencias artísticas y profesionales que el director vertió en el exhaustivo libro-entrevista que le dedicó Truffaut (que yo recomiendo ampliamente pues lo leí en la escuela como un trabajo de investigación de la clase de Guionismo y simplemente me fascinó). El libro de McGilligan le dedica más espacio a la discusión de los proyectos creativos de Mr. Hitchcock que a la consideración de su vida íntima y familiar. Aunque, cierto es, se menciona por ejemplo, el único ""desliz" conyugal atribuible a su esposa, Alma Reville. Pero incluso esta contrariedad íntima ocurre en un contexto de trabajo, mientras la esposa revisaba un guión con otro colaborador del director. El que algunas aportaciones posteriores de Alma a los guiones de las películas de su marido se resolvieran en personajes femeninos atrapados en conflictos de lealtades constituye, en todo caso, un buen ejemplo de cómo cualquier aconecimiento personal del entorno de Hitchcock repercutía en su obra y terminaba por enriquecerla. También, McGilligan aborda el tema de las precarias relaciones profesionales con la industria cinematográfica británica, primero, y luego con las presiones de los grandes estudios norteamericanos; de la ambición artística del cineasta británico de la que daban fe su atención a las vanguardias estéticas y modas comerciales que conoció a lo largo de su trayectoria, por ejemplo: técnicas de montaje del cine soviético, la iluminación y los movimientos de cámara del expresionismo alemán, la estética agresiva del cine de género... Cincuenta y tres largometrajes fueron el resultado de esta exigencia creativa. Mientras los hacía, Hitchcock administró inteligentemente sus ingresos, educó a una hija y mantuvo una vida personal en la que hubo poco espacio para las "sombras". Alfred Hitchcock, una vida de luces y sombras. Patrick McGilligan. T & B Madrid, 2005. (Aprox. 25,50 euros).

Hallazgo. Cuando estaba embarazada y tenía más tiempo para mis "debilidades", por ejemplo, la música, me dediqué a buscar
estaciones de radio que emitieran vía internet. Encontré varias de música gótica, gracias a Live 365 Internet Radio y en una de ellas, descubrí a Oomph! una banda alemana (más bien trío) que canta en su idioma original y tiene un sonido contundente. No recuerdo con exactitud cuál fue el tema que escuché, pero lo cierto es que empezé a bajar varias canciones de ellos, a través de Emule. Me gustaría poder describir su estilo, pero no puedo catalogarlos sólo como una banda de rock (aunque en su página dicen que los han calificado como "electro metal" o peor aún "metal dance" O_O), ni mucho menos como "alternativos" (adjetivo que ha perdido toda validez a raíz de su sobreexposición a partir de finales de los '80). Hay guitarras potentes, una batería que sólo se escucha pero cuyo ejecutante no es parte del grupo (y no se trata de una batería programada), algunos teclados que acompañan lo justo y la voz, lo mismo agresiva que modulada, es parte esencial de la fuerza del grupo. Creo que se podría decir que siguen la "escuela" de Rammstein, aunque Oomph! son ligeramente menos agresivos. Su estética es peculiar y no caen demasiado en los clichés, aunque debo admitir que el vocalista explota mejor su imagen cuando va vestido todo de negro, lleva los ojos sombreados y delineados con khol negro y el cabello moldeado en puntas mediante gel. Fuera de su música, que me encanta y me pone a saltar por toda la casa (y también a mi Happy Demon le gustan mucho, porque se pone a bailar en cuanto los escucha), jejeje, he descubierto que una parte importante de Oomph! son sus vídeos. En eso son muy parecidos a Rammstein: casi siempre te sorprenden por la creatividad y el coco que le echan a la hora de planear lo que quieren reflejar. En "Brennende Liebe" cuentan la historia de la Novia de Frankestein con excelente fotografía, estética acorde y un final sorprendente. "Sex hat keine macht" va sobre una chica poseída por el demonio de la lujuria y los Oomph! acuden a exorcizarla, claro, vestidos de curas, hahaha. Aquí hay guiños a la película "El Exorcista" y otro final, para no variar, inimaginable. En "Augen auf" no sé qué dá más miedo: si los chiquillos que celebran un cumpleaños o el cantante de Oomph! que aparece como un siniestro payaso (cuyo maquillaje nos recuerda un poco a The Crow) para amenizar la fiesta. Definitivamente, me declaro fan de este grupo.
Redescubriendo. In Extremo es otra banda alemana de siete integrantes que me gusta mucho. Hace varios años que los descubrí a través de un programa de radio y en el 2000 pude verlos en directo, en un evento gratutito que organizó el gobierno de la Ciudad de México en una plaza pública (Coyoacán). Ellos cerraron el evento y valió la pena esperar, porque tienen un espectáculo impresionante: varios de los mismos integrantes de In Extremo hacen acrobacias con fuego o bien lo escupen al más puro estilo dragonesco, hahahaha. Su estética se remonta a otros tiempos, todos visten faldones y botas de piel sin curtir, por lo regular varios no llevan camisetas y lucen hombreras que semejan parte de armaduras o bien sendos tatuajes celtas. Además, en su estilo musical combinan instrumentos y melodías medievales con rock. Generalmente cantan en alemán, en sus primeros discos rescataban canciones antiguas y últimamente (en los dos más recientes) se decantan más por composiciones propias, bastante poderosas aunque aún agregan acompañamientos con ciertos instrumentos antiguos. Mein Rasend Herz es el nuevo trabajo que lanzaron en mayo del año pasado y el primer sencillo que promocionaron: "Nur Ihr Allein" tiene un simpático vídeo donde los In Extremo se hacen pasar por un grupo de guías de turistas que se divierten a costa de unos japoneses mientras los llevan de paseo por la ciudad de Berlín ;-)
¿Propósitos para 2006? Una vez más, se ha marchado la época navideña, casi como un suspiro. Tal parece que la espera es más larga y más cortas las celebraciones. Esta fue la primera Navidad de mi Happy Demon y a pesar de que aún es pequeño, creo que en cierta medida se percató de todo. Recibió muchos juguetes y la mejor de las visitas: su abuelo, que vino desde México (mi tierra bendita, jejeje) a pasar estas fechas con nosotros y que trajo una maleta llena de regalos para el Happy Demon, casi parecía que Santa Claus había llegado ;-) Ahora es el turno de hacer un recuento del año pasado y de lo que esperamos de este 2006. Jamás he hecho una lista de propósitos y esta no será la excepción. Con un niño en casa, todos los días hay pequeños retos que enfrentar y grandes logros. Sólo espero contar con más tiempo para mis cosas, como leer (ainss, cuánto presiona ser cliente del Círculo de Lectores y tener que hacer pedidos cada dos meses :P) porque tengo muchos libros en lista de espera, más los que se acumulen. Quiero tener tiempo para seguir escribiendo, porque con el Happy Demon merodeando, no encuentro ni paz ni reposo para sentarme y escribir al menos dos cuartillas de un tirón. También quiero tener tiempo para buscar la publicación de mi libro de cuentos. Para consentir a mis amigos, a los que tengo un poco abandonados pues me resulta casi imposible conectarme a MSN y sólo tengo ese medio para comunicarme con la mayoría. El tiempo para disfrutar la relación con mi señor marido, lo voy robando y aprovechando al máximo, jejeje. Por fortuna, nos entedemos totalmente y ni siquiera hay discrepancias por los gustos musicales ni cinematográficos. Tuve mucha suerte de encontrar un hombre como él, de que se ajuste tanto a lo que siempre busqué en una pareja, de que aún crea en "antiguallas" como el honor, la lealtad, la honestidad y el amor verdadero ;-) Definitivamente, comienzo muy bien el 2006: con mis tres chicos y llena de amor, felicidad y suerte.
Un abrazo para todos.

4 comentarios:

Korkuss dijo...

Pues ojalá que este año te de todo eso y más.

Me encantó la anécdota de tu amiga, no cabe duda que la vida siempre trae algo bueno para nosotros.

Lety dijo...

Ay Dios mi querida MacVamp, vaya que nos tenías guardada información, felicidades a tu amiga casi hermana, New Orleans, es bueno saber que la vida va restableciéndose después de tanto sufrimiento. Libros, mi mayor dolor ahora es que mi vista se ha deteriorado y ahora si necesito anteojos. Música ya te he confesado mis limitaciones. Propósitos de año nuevo, yo también hice uno, el principal, este año y lo estoy cumplido, voy abandonando kilitos
Felicidades al Happy Demon y a tu esposo para tí mis abrazos. Que cumplas todos tus propósitos amiga

Jorge Saavedra dijo...

Medievales trovadores, singulares acróbatas y persuasivos gaiteros... Todos esas características siempre me han cautivado en la agrupación que lidera Einhorn... Grato y criptico vuestro Blog...
¿Te interesa leer algo sobre la escritora Amélie Nothomb?... Sí es así, cuando quieran puedes deambular por mi guarida virtual...

Salu2 Oscuros!

MacVamp dijo...

Korkuss: Pues sip, la vida siempre tiene algo especial para cada uno de nosotros :) Te envío un abrazo.

Lety: Gracias por tus deseos y felicidades por ir cumpliendo el tuyo ;-)

Jorge: Te visitaré, no conozco a la escritora que mencionas, pero me interesa hacerlo.