11 marzo 2008

Larga vida a The Cure


Podría decirse que fue algo así como mi regalo de cumpleaños, jejeje. Podría decirse que de pronto los dioses se han vuelto locos y les dio la vena benevolente. Lo cierto es que poder disfrutar a The Cure en "casa" y gratis, ha sido una de las mejores cosas que me han pasado desde que vivo en esta parte el mundo.

Miércoles 5 de marzo y Valencia que ya empieza a verse envuelta en el ambiente festivo de Fallas, también se vio invadida por una oleada fría que ha bajado los termómetros acompañada por aire gélido que en otras partes de España ha soplado a más de 100 km. por hora. Una noche antes, una de mis amigas más queridas y yo dúdabamos, pensábamos que el aire podría ser la mayor causa para suspender el concierto que se llevaría a cabo al aire libre, en la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Afortundamente no ocurrió así. La espera que comenzó el 21 de diciembre, cuando de manera oficial se anunció la presentación de The Cure, estaba a punto de culminar.

Lo cuasi infartante, hahaha, fue enterarnos que no nos costaría ni un centavo disfrutar de The Cure. Lo más decepcionante fue conocer el resto del cartel luego de varias especulaciones: From First to Last, una banda de Estados Unidos que son considerados como representantes del emocore (¿?) que yo ni tenía idea que existieran ni mucho menos que ya se hubiese implantado tal etiqueta musical (sic) y los inefables de HIM. Ay, ay, ay, aquello auguraba que la mayor parte el público estaría compuesto por puros chiquillos emo :p

Se calculaba que habría un aforo para unas 30, 000 personas y sólo faltaron dos mil para alcanzar los primeros cálculos. Tal parece que el enorme gancho no fueron precisamente los The Cure, sino el hecho de se trató de un espectáculo gratuito. Gracias a mi querida amiga Mendi que llegó desde temprano (la condenada tuvo la suerte de ver el soundcheck de Robert y cía, hahaha), pude estar muy cerca del escenario aunque yo no lo esperaba. Me dije a mí misma que ya no estoy en edad de andar sufriendo apretujones y cuasi asfixiándome por ver a nadie, hahaha. Pero, qué diablos, al final nos fuimos colando (gracias a que muchos chiquillos empezaron a largarse luego de terminar HIM) y quedamos a unas diez filas del escenario :)

From First to Last es de lo más malo que he escuchado en mi vida y se acentúa más en directo. Un cantante que finje tocar la guitarra y ni siquiera es capaz de hacer dos acordes, un tecladista que usa un órgano como de los años setenta y hace headbanger al más puro estilo metalero pero eso sí con peinadito emo-setentoso, lo cual le dá una imagen lamentable y el bajista y guitarrista se turnaban para hacer coros "guturales" tratando de sonar como algún grupo de aquellos primigenios de black metal... (sin palabras). Menos mal que sólo tocaron media hora.

HIM, pues es HIM. Un Valo demasiado delgado y cuasi de color verdoso, cubriendo su cabeza con un gorro de lana que le daba más pinta de homeless que de otra cosa con todo y la levita que llevaba. Lo que debo reconocer es que suena bien en directo y que Valo se defiende con esa voz lánguida y lastimosa, reina entre las reinas del paraíso musical emo. Nos sorprendió verlo sin una pizca de su look pseudo-gótico de años atrás, vamos, que ni siquiera llevaba los ojos pintados. El resto de la banda creo que ha pasado a mejor vida y Valo se ha agenciado a unos músicos de estudio un poco entrados en años y amantes del rock más duro. La excepción es el tecladista que quizá sea el único sobreviviente y que guarda cierto parecido con Valo, a ver si alguien me saca de dudas y me dice sin son hermanos, primos o qué, hahahaha. Lo que más disfuté fue su versión de "Wicked Game" del talentoso Chris Issak. No es cosa del otro mundo pero suena bien con el arreglo de guitarras rockeras poderosas.

Una lástima fue no saber quién rayos era el Dj que amenizó entre grupo y grupo. Mientras se verificaban los últimos detalles del escenario y el sonido, puso cosas desde New Order hasta Elástica. Lo mejor empezó entre el primer grupo y HIM pues lo primero que puso fue "God save the queen" con los Sex Pistols, genial!, después "Rock and Roll Radio" con los Ramones y fue inevitable tratar de bailotear al más puro estilo Muppet, hahaha y tararear como buenamente podíamos, hahaha. También sonó Radiohead y Pixies. Entre HIM y The Cure, puffhh, empezó con el nuevo sencillo de Siouxsie, siguió con Morrisey y de ahí pa'l real como por ahí se dice. El hombre bailaba, sonreía, se entusiasmaba y lograba conectar con nosotros o bueno, con la gran mayoría de nosotros, porque los niñatos emo les entraba por una oreja y les salía por la otra. No hacía falta fijarse mucho para darse cuenta de que no tenía ni puñetera idea de lo que estaba escuchando y que se esforzaban más por tener sus flequillos a raya, hahaha, y lucir sus super-fancy-cortes de pelo.

A las diez y cuarto de la noche hasta la piel se me puso chinita, hahahaha. Empezaron a sonar las primera notas de "Plainsong" y el reencuentro con Robert Smith y compañía luego de casi dieciseis años resulta difícil ponerlo en palabras. No es que sea una fan friki ni mucho menos, pero la suerte me había sonreído. De pronto, me puse a recordar la primera vez que vi y escuché a The Cure allá por 1983 a través del video "Let's go to bed", yo tenía entonces once años y empezé a bailotear por toda mi habitación. A los catorce me tocó el lanzamiento de "Kiss me, kiss me, kiss me" y a los diecisiete el mazazo de "Disintegration" que aún hoy, a estas alturas de mi vida, escuchar rolas como "Fascination Street" hacen que me estremezca y me remonte en un vuelo directo y sin escalas a esa época desmadrosa de mi vida en pleno CCH Sur y cuando los vi en Houston, dentro de la gira The Prayer Tour, teniendo como teloneros nada más ni nada menos que a los Pixies y a los Love and Rockets.


La noche del miércoles fue emoción pura y dura. A pesar de los años (y lo kilos, jejeje) que se le notan a tito Robert, de los que esconde tan bien Simon Gallup empuñando el bajo con su forma tan particular (cuántos años tiene? 47, 48?, qué más dá, sigue estando como para comérselo enterito, hahaha), del look un poco etno-friki de Porl Thompson y de la energía imparable de Jason Cooper (aunque a veces, por pura costumbre se extraña a Boris Williams, jejeje), a veces sentía que no había pasado el tiempo y olvidé por completo aquello que me vino a la cabeza en cuanto entré a la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias donde se llevó a cabo el festival: Pero qué mayor estoy para estos trotes, hahaha.


The Cure se conserva como los buenos vinos, por más trillada que sea esa frase. Y aunque suene un poco raro sin los teclados de costumbre y a pesar de que algunos fans declaran que "Just like heaven" no es lo mismo sin el teclado, a mí me parecen que se las arreglan muy bien con las guitarras. Fue casi apoteósico cómo reaccionó la gente cuando tocaron "Friday, I'm in love", todos saltando y canturreando, además, fue un momento de encadenamiento de éxitos que siguió con "Inbetween days" y culminó con "Just like heaven" :)

Muchos creíamos que al tratarse de un festival organizado por MTV y peor aún, gratuito, The Cure sólo tocaría algunas canciones y tan tan, pero nada más lejos de la realidad, hahaha. Dos horas y media de concierto y un tito Robert que empezó un poco desganado pero conforme fue transcurriendo el concierto se le notó una mejoría de ánimo y hasta en un par de canciones se deshizo de la guitarra y se acercó al público, meneando las caderas y tratando de bailar (me recordó y mucho al video "Why can't I be you?, jejeje). Hubo momentos que tras ese maquillaje tan sobrecargado, al más puro estilo mapache-new-wave, hahaha, sonrió ampliamente. Por cierto, como bien comentó mi amiga Ana de Lorien: ¿Es que Mary no le dice que exagera demasiado su actual forma de maquillarse? ¿Y ese desgreñado clásico que ya más bien parece intento de rastas? Parecía que llevaba un tremendo almohadazo, hahaha.

En fin, que bien valieron la pena más de seis horas de pie, casi sin espacio para estirar más que los brazos mínimamente, el desfile de chiquillos emo (varios acompañados por mamá :P), la espantosa banda de Estados Unidos y la languidez de HIM. Podemos declarar que aún hay The Cure para rato, alabados sean los dioses.

Este fue el setlist:
01. Plainsong
02. Prayers For Rain
03. Alt.End
04. The Blood
05. The Walk
06. The End Of The World
07. Lovesong
08. Pictures Of You
09. Lullaby
10. From The Edge Of The Deep Green Sea
11. Please Project
12. Push
13. Friday I'm In Love
14. Inbetween Days
15. Just Like Heaven
16. Primary
17. A Boy I Never Knew
18. Never Enough
19. Wrong Number
20. One Hundred Years
21. Disintegration

Encore:
22. Freak Show
23. Close to Me
24. Why Can't I Be You?
25. Boys Don't Cry
26. A Forest


PD: El próximo sábado 15, MTV España emitirá este concierto aunque no sabemos bien si completo o "convenientemente" (para ellos) editado. A partir de entonces, rolará por todas las MTV de Europa, Asia y Latinoamérica. Si acaso alguno, en cierto momento, hahaha, puede distinguir entre la primera muchedumbre, una pequeña y frenética banderita de México (no pude llevarme una digna del 15 de septiembre, hahaha) sepan ustedes que el brazo que la agita es el mío :)

PD: El par de fotos con que he ilustrado la crónica, son parte de las mejorcitas que pude tomar :)



***

5 comentarios:

Mendi Destruction dijo...

Joe nena, como me gusta como escribes!!!!! He vuelto a vivirlo todo! jajajajjaa

Uff, como habrías disfrutado con nosotras en la capital...aiss

Espero que a la próxima podamos volver a disfrutalo juntitas ^^

besitosssssssssss

P.D: a la próxima, si es del palo, me llevo una tijera y melio a cortar flequillos! que nerviosa me poneeeeeeee todo el rato apartandoselo de la cara para que medio segundo después les tape de nuevo ojo y medio!

MacVamp dijo...

Hahaha :)

Esperemos que haya otra oportunidad, nena. Que visto lo visto, aún hay cuerda para rato y no sólo por el lado de tito Robert, hahaha, sino por el mío también que aguanté estoicamente todos los embates como si tuviese casi veinte años menos, hahahaha.

LeBoheme dijo...

Buff, menuda emoción, cómo lamento habermelo perdido! :(
Esperemos que nos sorprenda pronto y que la Cura, o como me gusta llamarlo a mí "el remedio" vuelva pronto por tierras íberas.
Me alegra que lo pasárais tan bien.
Besos!

MacVamp dijo...

Nena horrorita mía :P

Te extrañamos un montón. Ojalá pronto te veamos.

Besos.

Ana de Lorien dijo...

Hola pequeña! estoy en casa de david por eso puedo dejar comment ais! Puessss me he informado y quien pinchó entre actuaciones fue un chico llamado Alexis Trasto Dj (o algo asi), que forma parte de la productora que organizó el concierto, es de valencia, y pincha en un garito llamado Les Portes de Tannhauser, tambien en un restaurante "pijo" de Valencia y en fiestas ocasionales. es amigo de Astrah, que es quien me ha ofrecido toda esta información.

Un beso.